A pesar de la bajada del desempleo, aumenta la precarización, la temporalidad y la desprotección de personas

Pese a que el paro ha bajado en 3.588 personas en el mes de junio, en el País Vasco, llegando a una cifra total de 144.425 desempleados, UGT-Euskadi advierte que la creación de empleo con bajos salarios, pocos derechos y una altísima temporalidad continúa en aumento. Para la Secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT-Euskadi, Maribel Ballesteros, precisamente los 5.507 contratos indefinidos de un total de 89.274 nuevos contratos registrados constatan, la lenta recuperación del empleo basado en un modelo de contratación temporal y precario que se está implantando en el mercado de trabajo de manera permanente.
Print This Post
  
  
Email This Post   


La representante de UGT-Euskadi advierte que “seguimos inmersos en una perniciosa y tradicional «cultura de la temporalidad» que no ha sido capaz de romper ninguna reforma laboral, hasta ahora. Las empresas aprovechan el escaso control de la legislación vigente para realizar contratos temporales para puestos de trabajo con vocación de permanencia en la empresa, y que debieran ser cubiertos con contratos indefinidos”.

Al mismo tiempo UGT-Euskadi denuncia que la precariedad del empleo no sólo se manifiesta en la elevada temporalidad sino en la parcialidad de los contratos que se están realizando. Donde antes había un empleo estable y con jornada completa, ahora hay 4 contratos troceados en el tiempo. En este sentido la responsable sindical, recuerda que aunque este tipo de contratos pueden ser una fórmula para compatibilizar la flexibilidad para las empresas con la voluntad de las personas trabajadoras de conciliar otras actividades vitales, en estos momentos, con la regulación ultraflexible que tienen estas contrataciones, la realidad es que se convierten en contratos “a llamada”, con lo que es imposible cualquier tipo de conciliación.

Además el sindicato advierte de que los datos facilitados por Lanbide, siguen reflejando la estacionalidad del empleo en Euskadi, donde a pesar de la bajada generalizada de desempleados, el sector servicios acusa una bajada más intensa impulsada por la temporada alta turística. Así, mientras el paro ha bajado en este sector 2.128 personas, en la industria tan sólo ha descendido en 629 personas y en la construcción 455.

Por todo ello Maribel Ballesteros considera que “es necesario la recuperación de la Negociación Colectiva que garantice los derechos de los trabajadores en las empresas y que recupere empleos de calidad, con salarios dignos, que permitan crear confianza en las familias para relanzar el consumo y consolidar la recuperación de la economía”.

Por otra parte para UGT también continúa siendo preocupante el número de personas que no perciben ningún tipo de prestación o subsidio. Una situación que nos lleva a un modelo laboral donde prima la desprotección social. Por ello UGT-Euskadi insiste la necesidad de la puesta en marcha de una Prestación de Ingresos Mínimos en todo el estado, para evitar dicha desprotección.