Mejorar la calidad del empleo, base fundamental de la recuperación económica

Aunque en diciembre han bajado en 3.196 los desempleados, se han perdido 15.078 empleos vascos en el año de la pandemia
Print This Post
  
  
Email This Post   


Diciembre ha sido un mes de recuperación de empleo en Euskadi, con 3.196 desempleados menos, sin embargo el balance de este año 2020 de crisis sanitaria es negativo, dado que ha costado 15.078 empleos. Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT-Euskadi advierte que esta pérdida de empleo se debe a la gran temporalidad y precariedad, de hecho casi 300.000 trabajadores vascos/as son demandantes de empleo a pesar de estar ocupados y advierte que “la base fundamental para la recuperación económica en Euskadi es mejorar la calidad del empleo, que se mantiene en el 92% de contratación temporal.”

A lo largo del año 2020  se han firmado 703.355 contratos, tan sólo 59.448 de ellos han sido indefinidos. Ante estos datos, la representante de UGT-Euskadi asegura que “hay que apostar por la calidad del empleo y mantener los ERTES, verdadero dique de contención del empleo, donde se ha protegido a más de 200.000 trabajadores/as vascos/as”.

Desde UGT-Euskadi exigimos al Gobierno vasco que en los proyectos presentados a través del programa Euskadi Next 2021-2026 para lograr fondos europeos que financien “proyectos transformadores de país y realizables” la base fundamental sea el empleo de calidad y exigimos también la participación activa de los agentes sociales (sindicales) para el desarrollo de dichos proyectos a través de la Mesa de Diálogo Social, organismo constituido para el debate y acuerdo de estas cuestiones.

UGT tiene como objetivo que se mantengan los ERTEs el tiempo suficiente y necesario para garantizar la actividad y que en 2021 se afronte la derogación de las reformas laborales que tan nefastas han sido para el empleo. Exige también que  se controle la pandemia para garantizar la actividad y el empleo. “Todas las administraciones deben dotarse de recursos necesarios para acelerar el proceso de vacunación”.

Por otra parte, Maribel Ballesteros reclama la subida del  SMI, base fundamental para el empleo de calidad. “La congelación del salario mínimo es injusta y contraproducente y, desde luego, este no es el camino para avanzar en la calidad del empleo. El Gobierno se ha plegado a las exigencias de la patronal y, por ello, exigimos que se retome su negociación”.

Impactos: 492