mujerweb

Nuestro modelo sindical se basa en la igualdad de derechos. Toda discriminación en el acceso al empleo y en su permanencia en él debe ser combatida. Pero, pese a todo, en la práctica las discriminaciones subsisten. Cuatro son los principales problemas que aquejan a las mujeres: las tasas de paro y ocupación, la segregación laboral, la desigualdad salarial y la dificultad de conciliación entre la vida laboral y familiar, problema este último que no les afecta sólo a ellas. Es necesario poner en evidencia las carencias de la legislación, insistiendo en que la protección de la maternidad no puede fundamentarse en políticas natalistas conservadoras que sitúen a la mujer ante una elección excluyente.

La Ley de Igualdad aprobada en 2007 viene a paliar las carencias de la Legislación anterior, introduciendo medidas concretas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en las relaciones laborales y profundizando en la conciliación de la vida laboral y personal de los trabadores/as.

Nuestro trabajo se centra en potenciar la participación de las mujeres en los ámbitos sindical y laboral, desarrollando los instrumentos necesarios para corregir las discriminaciones, trabajando en la negociación colectiva, asesorando y sensibilizando.

La afiliación de mujeres potencia nuestro trabajo y mejora nuestra eficacia. En un mercado laboral tan desregulado y tan injusto con las mujeres, nuestro sindicato les ofrece la cobertura necesaria para proteger sus legítimos derechos e intereses y avanzar en la corrección de desigualdades.

mujerweb

Nuestro modelo sindical se basa en la igualdad de derechos. Toda discriminación en el acceso al empleo y en su permanencia en él debe ser combatida. Pero, pese a todo, en la práctica las discriminaciones subsisten. Cuatro son los principales problemas que aquejan a las mujeres: las tasas de paro y ocupación, la segregación laboral, la desigualdad salarial y la dificultad de conciliación entre la vida laboral y familiar, problema este último que no les afecta sólo a ellas. Es necesario poner en evidencia las carencias de la legislación, insistiendo en que la protección de la maternidad no puede fundamentarse en políticas natalistas conservadoras que sitúen a la mujer ante una elección excluyente.

La Ley de Igualdad aprobada en 2007 viene a paliar las carencias de la Legislación anterior, introduciendo medidas concretas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en las relaciones laborales y profundizando en la conciliación de la vida laboral y personal de los trabadores/as.

Nuestro trabajo se centra en potenciar la participación de las mujeres en los ámbitos sindical y laboral, desarrollando los instrumentos necesarios para corregir las discriminaciones, trabajando en la negociación colectiva, asesorando y sensibilizando.

La afiliación de mujeres potencia nuestro trabajo y mejora nuestra eficacia. En un mercado laboral tan desregulado y tan injusto con las mujeres, nuestro sindicato les ofrece la cobertura necesaria para proteger sus legítimos derechos e intereses y avanzar en la corrección de desigualdades.