Dámaso Casado denuncia la enmienda a la reforma laboral que reduce a un año la prórroga de los convenios

De forma conjunta con CC.OO. de Euskadi también se han llevado a cabo concentraciones ante la delegación del Gobierno en Vitoria-Gasteiz y ante la subdelegación en Donostia.
Print This Post
  
  
Email This Post   


El Secretario General de UGT-Euskadi, Dámaso Casado, ha denunciado la enmienda a la reforma laboral que se ha presentado en el Congreso de Diputados, que limita a un año la prórroga de los convenios, durante la concentración de protesta por la reforma laboral llevada a cabo esta mañana, en Bilbao, frente a la subdelegación del Gobierno.

De forma conjunta con CC.OO. de Euskadi también se han llevado a cabo concentraciones ante la delegación del Gobierno en Vitoria-Gasteiz y ante la subdelegación en Donostia.

Dámaso Casado ha alertado que esta enmienda puede llevar a la desaparición de los convenios, con una bajada brutal de salario. Ha advertido que ya la reforma laboral “está creando más paro y con las medidas que contempla va en contra de la sociedad, en contra de la democracia”.

El Secretario General de UGT-Euskadi ha advertido del “bloqueo” de los convenios colectivos que se está produciendo en Euskadi y ha advertido de que, si “desaparecen, todos los derechos que habíamos conseguido los trabajadores con la negociación colectiva se van y se va al salario mínimo”.

Desequilibrio en las relaciones laborales

Se han entregado, tanto en la delegación del Gobierno como en las subdelegaciones, cartas en las que se dice que se pide “al Congreso de los Diputados y al Senado, a todos los Grupos Parlamentarios, a diputados y diputadas, senadores y senadoras, que no aprueben el Proyecto de Ley de Reforma Laboral e insten al Gobierno y a los interlocutores sociales a pactar un nuevo texto que tenga como objetivos afianzar el equilibrio de las relaciones laborales; racionalizar la estructura de la negociación colectiva; y concretar el escenario necesario para la creación de más y mejor empleo”.

En el escrito recuerdan que “en tan solo unos meses de vigencia, la reforma no ha hecho sino agravar la ya delicada situación de la economía y el empleo en nuestro país. Han aumentado los despidos, los expedientes de regulación de empleo y con ello, el drama de miles de familias que ya tienen a todos sus miembros activos en paro. Se ha hecho añicos el modelo de relaciones laborales que surgió de la transición democrática”.

En la carta se dirigen a los parlamentarios en la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados en las que se pide que sean conscientes de que “la reforma laboral a la que dan luz verde para su envío al Senado, facilita y abarata el despido; da más poder al empresario; no reduce las modalidades de contratación; introduce diferencias en las posibilidades de empleo; rompe el equilibrio de la negociación colectiva; e impulsa el despido en las Administraciones Públicas. Convierte el derecho del trabajo que hemos conocido en los últimos 30 años en papel mojado.”

En el escrito se recuerda que ambos sindicatos “denunciamos desde el primer día las consecuencias de la reforma y activamos todos los instrumentos legales y constitucionales de movilización para rechazar el RDL de reforma laboral. El 29 de marzo de 2012 convocamos una huelga general que, más allá de interpretaciones interesadas, cosechó un éxito de participación. Hemos celebrado concentraciones y manifestaciones de rechazo en las principales ciudades del país. Las últimas tuvieron y tiene lugar ayer y hoy mismo ante las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno en todas las capitales de provincia, y en Madrid, en el entorno del Congreso de los Diputados.”

Los dirigentes sindicales reconocen que “la situación del país es excepcional y exige un gran consenso para enfrentarla. Esta es la razón por la que CCOO y UGT han propuesto un acuerdo social y político que fije como prioridad la reactivación de la economía y la creación de empleo.