La subida del IPC obliga a las familias a estar cada vez más endeudadas

Javier Bermejo, responsable de Acción Sindical de UGT-Euskadi advierte que “el alza de los precios tiene en esta ocasión como principal responsable al petróleo, con la subida de los carburantes, pero también otros grupos como son los artículos de primera necesidad, la vivienda, la enseñanza, el ocio y la cultura, que son los que obligan a las familias a endeudarse y sobre los que las administraciones públicas deberían ejercer un mayor control”.
Print This Post
  
  
Email This Post   


UGT-Euskadi califica de mala noticia la subida del IPC en junio, porque supone que los problemas de fondo que provocan la inflación siguen existiendo, que los ciudadanos tienen cada vez menor capacidad de compra y las familias cada día están más endeudadas por el alza de los precios.

Javier Bermejo, responsable de Acción Sindical de UGT-Euskadi advierte que “el alza de los precios tiene en esta ocasión como principal responsable al petróleo, con la subida de los carburantes, pero

también otros grupos como son los artículos de primera necesidad, la vivienda, la enseñanza, el ocio y la cultura, que son los que obligan a las familias a endeudarse y sobre los que las administraciones públicas deberían ejercer un mayor control”.

El responsable de Acción Sindical de UGT-Euskadi manifiesta que queda suficientemente demostrado que el alza de los precios no tiene que ver con las subidas salariales, cada vez más moderadas, “y por tanto -afirma- todos aquellos que culpabilizan a los salarios deberían cambiar el discurso, porque la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores conlleva la caída del consumo y tendrá efectos negativos sobre el empleo”.