UGT-Euskadi muestra su sorpresa ante la convocatoria de una huelga general sin consultar ni pedir información al resto de los sindicatos

Este sindicato recuerda que las organizaciones sindicales nacionalistas se han negado, continuamente, a la propuesta de UGT-Euskadi de sentarnos todas las fuerzas sindicales para abordar, entre todos, qué hacer ante la crisis, poniendo siempre por delante los intereses de los trabajadores. Esto no ha sido posible por la indiferencia a los problemas reales de los trabajadores que han mantenido ELA y LAB.
Print This Post
  
  
Email This Post   


UGT- Euskadi muestra su sorpresa ante la convocatoria de una huelga general por parte de los sindicatos nacionalistas, sin consultar ni pedir información al resto de los sindicatos, y advierte que con la misma se consolidan el frentismo y que desde la división sindical no hay ninguna salida a la crisis para los trabajadores, a los que vuelven a utilizar para sus objetivos políticos.

Este sindicato recuerda que las organizaciones sindicales nacionalistas se han negado, continuamente, a la propuesta de UGT-Euskadi de sentarnos todas las fuerzas sindicales para abordar, entre todos, qué hacer ante la crisis, poniendo siempre por delante los intereses de los trabajadores. Esto no ha sido posible por la indiferencia a los problemas reales de los trabajadores que han mantenido ELA y LAB.

UGT-Euskadi rechaza la prepotencia de ELA y el seguidismo de LAB y otras organizaciones, en una convocatoria absolutamente irresponsable, fruto de una estrategia basada en la división y el desgaste de la clase trabajadora.
Para UGT la huelga supone una “patada” anticipada a la mano tendida por el nuevo Gobierno vasco en materia de dialogo social. No es de recibo responder a una nueva etapa de dialogo con una convocatoria de este tipo.

UGT recuerda que los trabajadores reclamamos soluciones a la crisis y difícilmente se pueden abordar desde el frentismo y con la actitud que llevan tiempo practicando ELA y LAB de no participar en las instituciones sociolaborales, negarse a negociar avances en la negociación colectiva y ninguneando a otras fuerzas sindicales del País Vasco.

La convocatoria de huelga es una decisión tomada a espaldas de sindicatos representativos en Euskadi, es decir a espaldas de miles de trabajadores vascos, y de la división y el frentismo de los trabajadores no se puede hacer frente a esta difícil situación.