El preacuerdo del Convenio de la Industria Química recorta derechos e ingresos a los trabajadores y trabajadoras del sector

A tal efecto, en el día de hoy, se ha celebrado en Bilbao una reunión a la que han asistido el secretario federal de Acción Sindical de FITAG, Ramón Ruiz; la comisión ejecutiva de FITAG-Euskadi, y los secretarios generales y del Sector Químico de los sindicatos provinciales y comarcales. En ella se ha analizado el contenido del preacuerdo, que desde la perspectiva de UGT, recorta derechos e ingresos de los trabajadores y trabajadoras del sector.
Print This Post
  
  
Email This Post   


10.10.2011. Tras el rechazo al preacuerdo alcanzado por CC.OO. y la patronal para el Convenio General de la Industria Química, UGT desarrolla una campaña para trasladar a toda la estructura territorial de la organización los motivos que han conducido a tal situación y planifica las acciones futuras al respecto.

A tal efecto, en el día de hoy, se ha celebrado en Bilbao una reunión a la que han asistido el secretario federal de Acción Sindical de FITAG, Ramón Ruiz; la comisión ejecutiva de FITAG-Euskadi, y los secretarios generales y del Sector Químico de los sindicatos provinciales y comarcales. En ella se ha analizado el contenido del preacuerdo, que desde la perspectiva de UGT, recorta derechos e ingresos de los trabajadores y trabajadoras del sector.

El preacuerdo afecta a 250.000 trabajadores en el Estado y más de 8.000 en Euskadi y UGT lo rechaza porque, entre otras razones, la modificación de la clausula de revisión salarial que recoge el principio de acuerdo supone una reducción de los ingresos de los trabajadores en comparación con convenios anteriores.

En materia de Absentismo, el preacuerdo contempla un incremento del 25% del esfuerzo por parte de los trabajadores (del 4 al 3% de la jornada individual en cómputo trimestral) para poder acceder al cobro del complemento. Además, se consideran las bajas de enfermedad común a partir de 20 días ininterrumpidos dentro de este cómputo, penalizando económicamente con ello a los más necesitados, y dando la oportunidad al empresario de hacer caja.

Esta firma constata que la patronal pretende hacer frente a la situación económica actual a costa de reducir los ingresos y los derechos de los trabajadores y trabajadoras del sector. Medidas innecesarias para garantizar la viabilidad de las empresas, que sentarán un precedente negativo de cara a futuras negociaciones.

En la reunión se ha analizado la incidencia que el principio de acuerdo tendrá en los trabajadores y trabajadoras del sector y se ha marcado la estrategia a seguir dentro de la organización para vigilar y hacer cumplir la norma por la que se regirán los trabajadores del sector en general, así como las directrices a seguir ante la negociación que se llevará a cabo en las empresas sobre los pactos de articulación.

Por coherencia UGT no se ha sumado a este preacuerdo, pero continuará trabajando en la defensa y mejora de las condiciones laborales en la Industria Química de nuestro país.