Raúl Arza denuncia el deterioro del mercado de trabajo en los dos años de reforma laboral y hace un llamamiento a la patronal a negociar los convenios

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, junto a la Secretaria de Acción Sindical, Maribel Ballesteros, ha denunciado esta mañana en rueda de prensa el deterioro que se ha producido en el mercado laboral vasco en los dos años de reforma laboral y ha hecho un llamamiento a la patronal para negociar los convenios. Ha expresado el rechazo de UGT a una reforma laboral, que es una 'legislación injusta'. "Vamos a presentar un recurso a los tribunales europeos -ha afirmado- y en especial por el hecho desligar la causalidad en el caso del contrato de emprendedores".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Martes, 22 de julio de 2014

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, junto a la Secretaria de Acción Sindical, Maribel Ballesteros, ha denunciado esta mañana en rueda de prensa el deterioro que se ha producido en el mercado laboral vasco en los dos años de reforma laboral y ha hecho un llamamiento a la patronal para negociar los convenios. Ha expresado el rechazo de UGT a una reforma laboral, que es una ‘legislación injusta’. “Vamos a presentar un recurso a los tribunales europeos -ha afirmado- y en especial por el hecho desligar la causalidad en el caso del contrato de emprendedores”.

En el transcurso de la rueda de prensa, Raúl Arza ha manifestado que en los dos años de reforma laboral hay casi 10.000 desempleados/as más en Euskadi y en cuanto a contratación “mes a mes, los dato nos demuestran que el 94% de los contratos son temporales, de hecho, durante el primer semestre del año se han realizado 342.000 contratos, de ellos el 92% temporales de obra o servicio o por circunstancias de producción. Son contratos de muy corta duración”.

Ha asegurado que la recuperación se está produciendo sólo en el sector servicios, donde la mayoría son temporales y, de estos, cada vez más son a tiempo parcial. “Lo que supone un cóctel explosivo para las relaciones laborales”.

Consecuencias en el desempleo

Raúl Arza asegura que esta realidad tiene consecuencias en las prestaciones por desempleo. “Si en junio de 2012, el 33% de los desempleados cobraba prestación contributiva, después de dos años sólo 1 de cada 4 las cobra” Y ha advertido que el deterioro del mercado de trabajo no es sólo en cuanto a la duración en tiempo, sino también en lo que se cobra. “Si en el 2012 la media era de 960 euros/mes; hoy es de 913 euros, lo que supone una rebaja en torno a un 5%”.

A la vez, ha puesto en valor la Renta de Garantía Básica (RGI) vasca, ante las críticas sociales por presuntos fraudes, porque es un sistema solidario, necesario en un momento en que la mitad de los desempleados vascos no cobran prestaciones. “Los perceptores de la RGI han aumentado de 48.000 en el 2009, a 65.000 en el 2014”.

Bajada salarial

“La reforma laboral, evidentemente, no ha cumplido con ninguno de sus objetivos, acabar con el desempleo y la precariedad. Lo que sí ha ocasionado es la bajada de salarios a los trabajadores, entre ellos los empleados públicos que han perdido una paga extra”, afirma Raúl Arza.

Respecto a la negociación colectiva ha asegurado que en Euskadi hay 235.000 trabajadores que no tienen renovado el convenio y 100.000 que no tienen ninguna regulación de convenio, porque no tienen referencia de convenio estatal.

“UGT-Euskadi sigue haciendo una apuesta clara por la negociación colectiva sectorial. De hecho, en Alava, donde UGT tiene una presencia importante, la mayoría de los sectores siguen manteniendo sus convenios” Ha hecho referencia a la debilidad de la mayoría de los trabajadores vascos, que trabajan en empresas pequeñas para poder abordar la negociación de sus condiciones laborales. “El 94% de los trabajadores vascos están en empresas de 10 ó menos trabajadores, lo que dificulta poder negociar sus condiciones laborales”.

Raúl Arza ha insistido en que UGT no se resigna y va a insistir hasta el último minuto en la negociación de los convenios. A este respecto, ha hecho un llamamiento a la patronal para regularizar las condiciones laborales de la mayoría de los trabajadores/as vascos.

Reclama un foro de debate

Por último, ha manifestado que los despidos también aumentan en Euskadi y se sigue abaratando, utilizando la reforma laboral.

“Euskadi llegó la última a la crisis pero también se encuentra a la ‘cola de la recuperación’. El Gobierno vasco tiene que abrir un foro de debate permanente para el futuro de las relaciones laborales”, reclama Raúl Arza, quien asegura que “vamos a combinar denuncia en la calle con la negociación en el ámbito vasco”.