Preguntas más frecuentes sobre el trabajo a distancia y el teletrabajo

Pretendemos, en la medida de nuestras posibilidades, divulgar recomendaciones y responder a las dudas para facilitar a delegadas y delegados, profesionales de la prevención, empresas, trabajadores y trabajadoras y público en general, la adopción de esta modalidad organizativa del trabajo, de forma saludable.
¿Qué es el teletrabajo?

Es una forma de organización y de realización del trabajo, que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación, de forma que se pueda desarrollar fuera del centro de trabajo.

¿Qué diferencia hay entre teletrabajo y trabajo a distancia?

No todo teletrabajo es trabajo a distancia, ni todo trabajo que se realiza a distancia es necesariamente teletrabajo.

El trabajo a distancia es aquel trabajo que se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar libremente elegido por esta, durante toda su jornada o parte de ella, de modo no ocasional, pero no necesariamente a través de medios telemáticos.

La normativa establece que para que sea considerado “trabajo a distancia” la persona trabajadora debe realizar fuera del centro de trabajo un mínimo del 30% de su jornada laboral semanal y por un período mínimo de tres meses.

¿Existe normativa que regule el teletrabajo?

A parte de la normativa transitoria derivada de la COVID-19, hasta la entrada en vigor, el día 13 de octubre de 2020, del Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia, la legislación española sobre teletrabajo se limitaba al artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores y a lo que se hubiera negociado en los convenios colectivos y en los acuerdos individuales empresa-trabajador.

Puedes consultar la normativa vigente que regula el teletrabajo y el trabajo a distancia aquí.

¿Cuándo comienza a aplicarse esta normativa?

Con fecha 13/10/2020 entra en vigor, sinembargo, esta ley no se aplica si el teletrabajo se ha adoptado como “medida de contención sanitaria contra el Covid-19”.

No obstante, la norma precisa que, en todo caso, incluso para el teletrabajo por la pandemia, “las empresas estarán obligadas a dotar de los medios, equipos, herramientas y consumibles que exige el desarrollo del trabajo a distancia, así como al mantenimiento que resulte necesario.” Y añade que, en todo caso también, “la negociación colectiva establecerá la forma de compensación de los gastos derivados para la persona trabajadora de esta forma de trabajo a distancia, si existieran y no hubieran sido ya compensados”.

A lo que no están obligadas las empresas es a formalizar el acuerdo de teletrabajo regulado en el artículo 7 de la norma.

¿Me pueden obligar a teletrabajar?

Salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada, se trata de una opción voluntaria y reversible para ambas partes y requerirá de la firma de un acuerdo escrito, que podrá formar parte del contrato inicial o llevarse a cabo posteriormente.

¿Qué derechos tienen las personas teletrabajadoras?

Tendrán los mismos derechos que si estuvieran en su lugar de trabajo presencial.

“No podrán sufrir daños en ninguna de sus condiciones laborales, incluida la remuneración, la estabilidad laboral, el tiempo de trabajo, la formación de promoción profesional”

¿Puedo volver al trabajo presencial en cualquier momento?

La decisión de teletrabajo es reversible si lo solicita la persona trabajadora o la empresa en base a los términos establecidos en la negociación colectiva o, en su defecto, en los fijados en el acuerdo de teletrabajo.

¿Qué es un acuerdo de teletrabajo?

Debido a la nueva Ley del teletrabajo, las trabajadoras y trabajadores y las empresas están obligados a contar con un modelo acuerdo de teletrabajo, en el que queden estipulados todos los puntos necesarios relacionados con la ejecución del trabajo a distancia por parte del trabajador/a.

¿Qué debe contener el acuerdo de teletrabajo?
  1. Inventario de los medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del trabajo a distancia concertado, incluidos los consumibles y los elementos muebles, así como de la vida útil o periodo máximo para la renovación de estos.
  2. Enumeración de los gastos que pudiera tener la persona trabajadora por el hecho de prestar servicios a distancia, así como forma de cuantificación de la compensación que obligatoriamente debe abonar la empresa y momento y forma para realizar la misma, que se corresponderá, de existir, con la previsión recogida en el convenio o acuerdo colectivo de aplicación.
  3. Horario de trabajo de la persona trabajadora y dentro de él, en su caso, reglas de disponibilidad.
  4. Porcentaje y distribución entre trabajo presencial y trabajo a distancia, en su caso.
  5. Centro de trabajo de la empresa al que queda adscrita la persona trabajadora a distancia y donde, en su caso, desarrollará la parte de la jornada de trabajo presencial.
  6. Lugar de trabajo a distancia elegido por la persona trabajadora para el desarrollo del trabajo a distancia.
  7. Medios de control empresarial de la actividad.
  8. Duración de plazos de preaviso para el ejercicio de las situaciones de reversibilidad, en su caso.
  9. Procedimiento a seguir en el caso de producirse dificultades técnicas que impidan el normal desarrollo del trabajo a distancia.
  10. Instrucciones dictadas por la empresa, con la participación de la representación legal de las personas trabajadoras, en materia de protección de datos, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.
  11. Instrucciones dictadas por la empresa, previa información a la representación legal de las personas trabajadoras, sobre seguridad de la información, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.
  12. Duración del acuerdo de trabajo a distancia.
¿Qué ocurre con los Riesgos Laborales ocasionados por el teletrabajo?

La empresa debe tener en cuenta los riesgos laborales que implica el teletrabajo, como factores psicosociales, ergonómicos y organizativos. En particular, deberá tenerse en cuenta la distribución de la jornada, los tiempos de disponibilidad y la garantía de los descansos y desconexiones durante la jornada.

Para ello, deberá obtener toda la información acerca de los riesgos a los que está expuesta la persona que trabaja a distancia y prever las medidas de protección que resulten más adecuadas en cada caso.

El desarrollo de la actividad preventiva por parte de la empresa podrá efectuarse en base a la determinación de los riesgos que se derive de la información recabada de la persona trabajadora, según las instrucciones del servicio de prevención, o mediante visita del mismo al domicilio, previo consentimiento de la persona trabajadora.

¿Qué supone el derecho a la privacidad y desconexión digital?

El uso de medios telemáticos y el control de las prestaciones laborales debe garantizar el derecho a la privacidad y la protección de datos.

Asímismo, la empresa no puede exigir la instalación de programas o aplicaciones en dispositivos propiedad del trabajador.

La normativa también establece que las personas que trabajan a distancia tienen derecho a la desconexión digital fuera de su horario laboral y, por tanto, se debe garantizar una limitación en el uso de medios tecnológicos de comunicación empresarial y de trabajo durante los periodos de descanso.

¿Qué cláusulas podríamos incluir en la negociación colectiva para regular el teletrabajo?
  • Asegurar la participación activa de la representación de los trabajadores tanto en el diseño del plan de teletrabajo como en los procesos que conformen su aplicación.
  • Configurar el teletrabajo como un derecho de los trabajadores.
  • Desarrollar un procedimiento que establezca las condiciones y requisitos para el acceso al teletrabajo.
  • Fijar el contenido mínimo de los acuerdos individuales de trabajo.
  • Determinar las reglas, condiciones y límites del ejercicio del derecho de reversibilidad.
  • Establecer la duración del teletrabajo.
  • Fijar la jornada del teletrabajador/a.
  • Desarrollar el derecho a la desconexión: no obligación de revisión del correo electrónico en periodos vacacionales, enfermedad, permisos y días libres, o derecho a no responder correos o mensajes profesionales fuera del horario laboral.
  • Desarrollar los derechos colectivos y el derecho a la promoción profesional.
  • Precisar las condiciones retributivas.
  • Determinar medidas específicas para la prevención de riesgos laborales y garantizar la seguridad y salud laboral de los teletrabajadores.
  • Garantizar que no se carga sobre el teletrabajador/a la disposición de material y costes que no le corresponden.
  • Desarrollar medidas para garantizar el respeto a la intimidad y la vida privada.
  • Minimizar el impacto del teletrabajo en la mujer teletrabajadora.
  • Registro de la jornada de trabajo como forma de garantizar el derecho al descanso.
  • Establecer procedimientos para la comunicación de situaciones de emergencia o la notificación de lesiones que pueden ocurrir con presunta evidencia de accidente de teletrabajo.
  • Formación sobre herramientas digitales y nuevas tecnologías.
  • Formación y sensibilización sobre uso razonable de las herramientas tecnológicas para evitar el riesgo de fatiga informática.
¿Se puede realizar el teletrabajo en cualquier espacio de la casa?

Sería ideal reservar un espacio de la casa para trabajar con tranquilidad y sin distracciones, evitando zonas de descanso.

Estoy teletrabajando hace años. ¿Me afecta la nueva normativa?

Sí, pero no de momento. Mantendrá las mismas condiciones que hasta ahora mientras el acuerdo que permitió teletrabajar esté en vigor. O, si no tiene fecha de caducidad, la empresa tiene un plazo de hasta 3 años para adaptarse a la nueva normativa.

Teletrabajo desde el estado de alarma. ¿Cómo me afecta?

La ley de teletrabajo no se aplica si el teletrabajo se ha adoptado como “medida de contención sanitaria contra el Covid-19”.

¿Me pueden despedir por causas objetivas por no querer teletrabajar?

No. Es opcional, la empresa no puede obligar a los trabajadores a acogerse a este tipo de régimen y viceversa. De hecho, la norma recoge expresamente que “no serán causas justificativas” de despido o de modificación sustancial de las condiciones de trabajo que un empleado se niegue a ejercer a distancia, ejerza la retroactividad del acuerdo o personalice dificultades relacionadas con el cambio de modalidad.

¿Qué material me tiene que darme la empresa para teletrabajar?

La normativa no es muy explícita. Habla de dotación y mantenimiento adecuado de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo dela actividad. No obstante, se determina que en el acuerdo que deben alcanzar trabajadores y empresa se incorporará “un inventario”.

Me tiene que pagar la empresa el wifi, la luz, el gas, el agua…

La ley no ha entrado a detallar este punto. Establece que el teletrabajo “no podrá suponer la asunción por parte del trabajador de gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”. Sin embargo, determina que los convenios o acuerdos colectivos podrán establecer “el mecanismo para la determinación y compensación o abono de estos gastos”.

Hago teletrabajo, puntualmente, ¿me afecta la ley?

Solo se entenderá por teletrabajo, y por tanto se estará obligado a cumplir la ley, cuando al menos se trabaje más de un día y medio (30% de la jornada semanal). Si solo es un día a la semana, no es un trabajo a distancia regular.

¿Cómo debe ser mi horario de trabajo si estoy teletrabajando?

Se debe respetar el horario de la jornada de trabajo, tanto por el trabajador/a como por la empresa.

¿Cuáles son los principales riesgos asociados al teletrabajo?

a) Trastornos músculo-esqueléticos:

Los trastornos musculoesqueléticos son un grupo de alteraciones que afectan al aparato locomotor, principalmente a las partes blandas como tendones, músculos, nervios y estructuras próximas a las articulaciones.

Pueden ser cervicalgias, dorsalgias, hernias de disco intervertebral, tendinitis, tenosinovitis, epicondilitis o síndrome del túnel carpiano, entre otras.

Los factores causantes de los trastornos músculo-esqueléticos son las posturas incorrectas, el mantenimiento prolongado de posturas estáticas ante la pantalla del ordenador y los movimientos repetitivos, por lo que es recomendable un correcto diseño ergonómico del puesto de trabajo, teniendo en cuenta la mesa o superficie de trabajo, la silla, el teclado,o el reposapiés así como unos correctos hábitos posturales.

  • La Mesa o superficie de trabajo: Como norma general, la altura del plano de trabajo recomendable es de entre 65 y 68 cm, dependiendo de la altura del trabajador/a.
  • Silla: Tendrá cinco apoyos en el suelo y ruedas, apoya brazos, el respaldo deberá ser reclinable y su altura ajustable.
  • Teclado: Deberá ser inclinable e independiente de la pantalla para permitir que el trabajador/a adopte una postura cómoda que no le provoque cansancio en los brazos o las manos, por ello es preferible el empleo de ordenadores de mesa al uso de portátiles. El empleo de reposa muñecas es recomendable.
  • Atril: Deberá ser estable y regulable. Para evitar giros innecesarios de cabeza se recomienda que se coloque junto a la pantalla del ordenador, y a su misma altura.
  • Reposapiés: Debe emplearse cuando no se apoyen bien los pies en el suelo, ya que esta falta de apoyo condiciona la postura general del cuerpo, y puede dificultar la circulación sanguínea de las piernas. Deberá tener superficie antideslizante.

b) Fatiga visual:

Una iluminación insuficiente, los reflejos y deslumbramientos, así como una incorrecta ubicación de la pantalla, el ordenador y los accesorios, pueden ocasionar fatiga visual con los consiguientes síntomas como el lagrimeo, pesadez de párpados, escozor ocular, aumento del parpadeo, visión borrosa, o cefaleas. Para evitarlo deben tenerse en cuenta los siguientes consejos:

  • Iluminación: Aunque es preferible la iluminación natural, cuando ésta no garantice las condiciones de visibilidad adecuadas, deberá complementarse con iluminación artificial.
  • Evitar reflejos y deslumbramientos: Con el fin de evitar deslumbramientos, los puestos de trabajo deberán ubicarse de modo que los ojos del trabajador/a no queden situados frente a una ventana o un punto de luz. Para evitar los reflejos, es conveniente que la superficie de trabajo tenga un acabado mate y color neutro.
  • La pantalla del ordenador: Debe proporcionar una imagen estable y sin destellos. Deberá ajustarse la luminosidad y contraste para adaptarlos a las condiciones del entorno.
  • Correcta ubicación del equipo informático y accesorios: La pantalla, el teclado y los documentos deberán encontrarse a una distancia similar de los ojos para evitar la fatiga visual y los giros de cuello y cabeza. La distancia recomendada de lectura de la pantalla con respecto a los ojos del trabajador será entre 40 y 55 cm. La pantalla deberá estar a una altura que pueda ser visualizada por el trabajador dentro del espacio comprendido entre la línea de visión horizontal y la que se encuentra a 60º por debajo de la misma.

c) Derivados de la organización del trabajo:

Normalmente trabajando en casa sin la proximidad de más compañeros/as de trabajo han de tenerse en cuenta posibles riesgos laborales de carácter psicosocial. Como medidas preventivas serían recomendables la flexibilidad horaria, establecer pausas para descansar, así como medidas para la separación del ámbito familiar del laboral, etc.

    • Flexibilidad horaria: Establecimiento de un horario adaptado a las cualidades y necesidades del trabajador/a, dado que el propio control del ritmo de trabajo puede dar lugar a un exceso de horas de trabajo con la consiguiente sobrecarga.
    • Pausas: Como una vez que se alcanza el estado de fatiga es difícil recuperarse, lo más positivo es procurar no llegar a él se debe establecer un ritmo de trabajo-descanso donde primen las pausas cortas y frecuentes frente a las largas y espaciadas.

Separación del ámbito familiar del laboral: El hecho de no separar, y no solo de manera física, ambos aspectos puede dar lugar a tensiones que afectan psicológicamente al teletrabajador/a.Se recomienda jugar en familia, compartir las tareas de casa, realizar ejercicio físico, dialogar…

d) Derivados del lugar de trabajo:

La transformación de una parte de la vivienda en lugar de trabajo requiere la habilitación de un espacio suficiente para contener los equipos y materiales de trabajo, evitar caídas y golpes, y mantener una correcta temperatura, así como una adecuada ventilación en la habitación donde se realice la actividad.

  • Ordenar el espacio de la habitación para evitar caídas al mismo nivel y golpes contra objetos: Respetar los lugares de paso, disponer el cableado eléctrico y telefónico de manera fija y en las paredes.
  • Controlar el ruido: Es conveniente que el ruido, tanto externo como de la casa, sea el menor posible, ya que puede ser un factor de estrés importante.
  • Vigilar la temperatura y la ventilación de la habitación: En ambientes en los que no se desarrollan actividades industriales,el control de la calidad del aire interior es importante a la hora de mantener la seguridad y la salud laboral.
¿Cómo debe ser la mesa de trabajo para evitar reflejos y deslumbramientos?

La superficie de trabajo debe ser de aspecto mate.

¿Cómo debe ser la silla de trabajo?

Evitar usar sofás y taburetes. Sería recomendable que tenga respaldo reclinable y altura ajustable, así como tener apoya brazos.

¿Cómo evitar la fatiga visual?

Descansar la vista cada hora realizando otra tarea como llamar por teléfono o hablar con otra persona y cerrar los ojos y parpadear con frecuencia.

Adoptar una postura correcta delante del ordenador, evitar la luz directa y disponer el puesto de trabajo para reducir al máximo los reflejos.

¿Qué son los trastornos músculo-esqueléticos (TME)?

Conjunto de trastornos producidos en tendones, músculos, articulaciones, huesos, cartílagos, ligamentos y nervios. Algunos de ellos: lumbalgia, tendinitis, epicondilitis, hernias, cervicalgias y síndrome del túnel carpiano.

¿A qué se deben los TME en teletrabajo?

Pueden deberse a la adopción de mala postura al sentarse, los movimientos repetitivos debidos al manejo continuado del teclado y ratón, o al mantenimiento de una postura sentada estática prolongada.

¿Tiene el teletrabajador/a que permitir la visita a su domicilio del empresario o los servicios de prevención de la empresa para realizar la evaluación de riesgos?

La referida visita requerirá, en cualquier caso, el permiso de la persona trabajadora, de tratarse de su domicilio o del de una tercera persona física.

De no concederse dicho permiso, el desarrollo de la actividad preventiva por parte de la empresa podrá efectuarse en base a la determinación de los riesgos que se derive de la información recabada de la persona trabajadora según las instrucciones del servicio de prevención”.

¿En el teletrabajo, el accidente producido en el domicilio (lugar de trabajo) será siempre accidente de trabajo?

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador/a durante el tiempo y en el lugar del trabajo, salvo el dolo o la imprudencia temeraria. Fuera del tiempo o del lugar del trabajo no se considera accidente laboral y corresponde al trabajador/a demostrar que el accidente o la enfermedad fueron causados por el trabajo.

¿Me deben garantizar la vigilancia de la salud cuando estoy realizando teletrabajo?

La vigilancia de la salud tendrá las mismas características de obligatoriedad y periodicidad aplicables en los otros lugares de trabajo y que marca la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en su artículo 22.

Deberán tenerse en cuenta los protocolos médicos sanitarios referentes a pantallas de visualización de datos y movimientos repetitivos de extremidades superiores.

La realización de dicha vigilancia de la salud podría constituir una medida de prevención para evitar que se puedan incrementar determinadas dolencias detectadas por el uso de las tecnologías e identificar riesgos previsibles asociados al trabajo a distancia (aislamiento, estrés, tabaquismo, etc.).

El lugar y condiciones para realizarse la revisión médica serán comunicados por la empresa con suficiente antelación.

¿Cómo actuar en caso de sufrir una accidente mientras teletrabajo?

La forma de actuar será la misma que en cualquier otro puesto de trabajo, aunque aquí existe la dificultad añadida de demostrar que el accidente ha ocurrido en tiempo y lugar de trabajo, teniendo en cuenta la flexibilidad horaria y de lugar de prestación de servicios.

Es conveniente que las trabajadoras y trabajadores conozcan los centros de la Mutua más cercanos a su lugar de trabajo.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo psicosocial en el teletrabajo?

Hay algunos aspectos que, aunque a veces suponen ventajas, también implican riesgos para el trabajador/a, entre otros, la conciliación laboral y familiar, el trabajo en situación de aislamiento, el poco contacto social, la dependencia de las tecnologías o la necesidad de acondicionar un espacio de trabajo en el hogar.



Preguntas más frecuentes sobre el trabajo a distancia y el teletrabajo

Pretendemos, en la medida de nuestras posibilidades, divulgar recomendaciones y responder a las dudas para facilitar a delegadas y delegados, profesionales de la prevención, empresas, trabajadores y trabajadoras y público en general, la adopción de esta modalidad organizativa del trabajo, de forma saludable.
¿Qué es el teletrabajo?

Es una forma de organización y de realización del trabajo, que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación, de forma que se pueda desarrollar fuera del centro de trabajo.

¿Qué diferencia hay entre teletrabajo y trabajo a distancia?

No todo teletrabajo es trabajo a distancia, ni todo trabajo que se realiza a distancia es necesariamente teletrabajo.

El trabajo a distancia es aquel trabajo que se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar libremente elegido por esta, durante toda su jornada o parte de ella, de modo no ocasional, pero no necesariamente a través de medios telemáticos.

La normativa establece que para que sea considerado “trabajo a distancia” la persona trabajadora debe realizar fuera del centro de trabajo un mínimo del 30% de su jornada laboral semanal y por un período mínimo de tres meses.

¿Existe normativa que regule el teletrabajo?

A parte de la normativa transitoria derivada de la COVID-19, hasta la entrada en vigor, el día 13 de octubre de 2020, del Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia, la legislación española sobre teletrabajo se limitaba al artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores y a lo que se hubiera negociado en los convenios colectivos y en los acuerdos individuales empresa-trabajador.

Puedes consultar la normativa vigente que regula el teletrabajo y el trabajo a distancia aquí.

¿Cuándo comienza a aplicarse esta normativa?

Con fecha 13/10/2020 entra en vigor, sinembargo, esta ley no se aplica si el teletrabajo se ha adoptado como “medida de contención sanitaria contra el Covid-19”.

No obstante, la norma precisa que, en todo caso, incluso para el teletrabajo por la pandemia, “las empresas estarán obligadas a dotar de los medios, equipos, herramientas y consumibles que exige el desarrollo del trabajo a distancia, así como al mantenimiento que resulte necesario.” Y añade que, en todo caso también, “la negociación colectiva establecerá la forma de compensación de los gastos derivados para la persona trabajadora de esta forma de trabajo a distancia, si existieran y no hubieran sido ya compensados”.

A lo que no están obligadas las empresas es a formalizar el acuerdo de teletrabajo regulado en el artículo 7 de la norma.

¿Me pueden obligar a teletrabajar?

Salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada, se trata de una opción voluntaria y reversible para ambas partes y requerirá de la firma de un acuerdo escrito, que podrá formar parte del contrato inicial o llevarse a cabo posteriormente.

¿Qué derechos tienen las personas teletrabajadoras?

Tendrán los mismos derechos que si estuvieran en su lugar de trabajo presencial.

“No podrán sufrir daños en ninguna de sus condiciones laborales, incluida la remuneración, la estabilidad laboral, el tiempo de trabajo, la formación de promoción profesional”

¿Puedo volver al trabajo presencial en cualquier momento?

La decisión de teletrabajo es reversible si lo solicita la persona trabajadora o la empresa en base a los términos establecidos en la negociación colectiva o, en su defecto, en los fijados en el acuerdo de teletrabajo.

¿Qué es un acuerdo de teletrabajo?

Debido a la nueva Ley del teletrabajo, las trabajadoras y trabajadores y las empresas están obligados a contar con un modelo acuerdo de teletrabajo, en el que queden estipulados todos los puntos necesarios relacionados con la ejecución del trabajo a distancia por parte del trabajador/a.

¿Qué debe contener el acuerdo de teletrabajo?
  1. Inventario de los medios, equipos y herramientas que exige el desarrollo del trabajo a distancia concertado, incluidos los consumibles y los elementos muebles, así como de la vida útil o periodo máximo para la renovación de estos.
  2. Enumeración de los gastos que pudiera tener la persona trabajadora por el hecho de prestar servicios a distancia, así como forma de cuantificación de la compensación que obligatoriamente debe abonar la empresa y momento y forma para realizar la misma, que se corresponderá, de existir, con la previsión recogida en el convenio o acuerdo colectivo de aplicación.
  3. Horario de trabajo de la persona trabajadora y dentro de él, en su caso, reglas de disponibilidad.
  4. Porcentaje y distribución entre trabajo presencial y trabajo a distancia, en su caso.
  5. Centro de trabajo de la empresa al que queda adscrita la persona trabajadora a distancia y donde, en su caso, desarrollará la parte de la jornada de trabajo presencial.
  6. Lugar de trabajo a distancia elegido por la persona trabajadora para el desarrollo del trabajo a distancia.
  7. Medios de control empresarial de la actividad.
  8. Duración de plazos de preaviso para el ejercicio de las situaciones de reversibilidad, en su caso.
  9. Procedimiento a seguir en el caso de producirse dificultades técnicas que impidan el normal desarrollo del trabajo a distancia.
  10. Instrucciones dictadas por la empresa, con la participación de la representación legal de las personas trabajadoras, en materia de protección de datos, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.
  11. Instrucciones dictadas por la empresa, previa información a la representación legal de las personas trabajadoras, sobre seguridad de la información, específicamente aplicables en el trabajo a distancia.
  12. Duración del acuerdo de trabajo a distancia.
¿Qué ocurre con los Riesgos Laborales ocasionados por el teletrabajo?

La empresa debe tener en cuenta los riesgos laborales que implica el teletrabajo, como factores psicosociales, ergonómicos y organizativos. En particular, deberá tenerse en cuenta la distribución de la jornada, los tiempos de disponibilidad y la garantía de los descansos y desconexiones durante la jornada.

Para ello, deberá obtener toda la información acerca de los riesgos a los que está expuesta la persona que trabaja a distancia y prever las medidas de protección que resulten más adecuadas en cada caso.

El desarrollo de la actividad preventiva por parte de la empresa podrá efectuarse en base a la determinación de los riesgos que se derive de la información recabada de la persona trabajadora, según las instrucciones del servicio de prevención, o mediante visita del mismo al domicilio, previo consentimiento de la persona trabajadora.

¿Qué supone el derecho a la privacidad y desconexión digital?

El uso de medios telemáticos y el control de las prestaciones laborales debe garantizar el derecho a la privacidad y la protección de datos.

Asímismo, la empresa no puede exigir la instalación de programas o aplicaciones en dispositivos propiedad del trabajador.

La normativa también establece que las personas que trabajan a distancia tienen derecho a la desconexión digital fuera de su horario laboral y, por tanto, se debe garantizar una limitación en el uso de medios tecnológicos de comunicación empresarial y de trabajo durante los periodos de descanso.

¿Qué cláusulas podríamos incluir en la negociación colectiva para regular el teletrabajo?
  • Asegurar la participación activa de la representación de los trabajadores tanto en el diseño del plan de teletrabajo como en los procesos que conformen su aplicación.
  • Configurar el teletrabajo como un derecho de los trabajadores.
  • Desarrollar un procedimiento que establezca las condiciones y requisitos para el acceso al teletrabajo.
  • Fijar el contenido mínimo de los acuerdos individuales de trabajo.
  • Determinar las reglas, condiciones y límites del ejercicio del derecho de reversibilidad.
  • Establecer la duración del teletrabajo.
  • Fijar la jornada del teletrabajador/a.
  • Desarrollar el derecho a la desconexión: no obligación de revisión del correo electrónico en periodos vacacionales, enfermedad, permisos y días libres, o derecho a no responder correos o mensajes profesionales fuera del horario laboral.
  • Desarrollar los derechos colectivos y el derecho a la promoción profesional.
  • Precisar las condiciones retributivas.
  • Determinar medidas específicas para la prevención de riesgos laborales y garantizar la seguridad y salud laboral de los teletrabajadores.
  • Garantizar que no se carga sobre el teletrabajador/a la disposición de material y costes que no le corresponden.
  • Desarrollar medidas para garantizar el respeto a la intimidad y la vida privada.
  • Minimizar el impacto del teletrabajo en la mujer teletrabajadora.
  • Registro de la jornada de trabajo como forma de garantizar el derecho al descanso.
  • Establecer procedimientos para la comunicación de situaciones de emergencia o la notificación de lesiones que pueden ocurrir con presunta evidencia de accidente de teletrabajo.
  • Formación sobre herramientas digitales y nuevas tecnologías.
  • Formación y sensibilización sobre uso razonable de las herramientas tecnológicas para evitar el riesgo de fatiga informática.
¿Se puede realizar el teletrabajo en cualquier espacio de la casa?

Sería ideal reservar un espacio de la casa para trabajar con tranquilidad y sin distracciones, evitando zonas de descanso.

Estoy teletrabajando hace años. ¿Me afecta la nueva normativa?

Sí, pero no de momento. Mantendrá las mismas condiciones que hasta ahora mientras el acuerdo que permitió teletrabajar esté en vigor. O, si no tiene fecha de caducidad, la empresa tiene un plazo de hasta 3 años para adaptarse a la nueva normativa.

Teletrabajo desde el estado de alarma. ¿Cómo me afecta?

La ley de teletrabajo no se aplica si el teletrabajo se ha adoptado como “medida de contención sanitaria contra el Covid-19”.

¿Me pueden despedir por causas objetivas por no querer teletrabajar?

No. Es opcional, la empresa no puede obligar a los trabajadores a acogerse a este tipo de régimen y viceversa. De hecho, la norma recoge expresamente que “no serán causas justificativas” de despido o de modificación sustancial de las condiciones de trabajo que un empleado se niegue a ejercer a distancia, ejerza la retroactividad del acuerdo o personalice dificultades relacionadas con el cambio de modalidad.

¿Qué material me tiene que darme la empresa para teletrabajar?

La normativa no es muy explícita. Habla de dotación y mantenimiento adecuado de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo dela actividad. No obstante, se determina que en el acuerdo que deben alcanzar trabajadores y empresa se incorporará “un inventario”.

Me tiene que pagar la empresa el wifi, la luz, el gas, el agua…

La ley no ha entrado a detallar este punto. Establece que el teletrabajo “no podrá suponer la asunción por parte del trabajador de gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”. Sin embargo, determina que los convenios o acuerdos colectivos podrán establecer “el mecanismo para la determinación y compensación o abono de estos gastos”.

Hago teletrabajo, puntualmente, ¿me afecta la ley?

Solo se entenderá por teletrabajo, y por tanto se estará obligado a cumplir la ley, cuando al menos se trabaje más de un día y medio (30% de la jornada semanal). Si solo es un día a la semana, no es un trabajo a distancia regular.

¿Cómo debe ser mi horario de trabajo si estoy teletrabajando?

Se debe respetar el horario de la jornada de trabajo, tanto por el trabajador/a como por la empresa.

¿Cuáles son los principales riesgos asociados al teletrabajo?

a) Trastornos músculo-esqueléticos:

Los trastornos musculoesqueléticos son un grupo de alteraciones que afectan al aparato locomotor, principalmente a las partes blandas como tendones, músculos, nervios y estructuras próximas a las articulaciones.

Pueden ser cervicalgias, dorsalgias, hernias de disco intervertebral, tendinitis, tenosinovitis, epicondilitis o síndrome del túnel carpiano, entre otras.

Los factores causantes de los trastornos músculo-esqueléticos son las posturas incorrectas, el mantenimiento prolongado de posturas estáticas ante la pantalla del ordenador y los movimientos repetitivos, por lo que es recomendable un correcto diseño ergonómico del puesto de trabajo, teniendo en cuenta la mesa o superficie de trabajo, la silla, el teclado,o el reposapiés así como unos correctos hábitos posturales.

  • La Mesa o superficie de trabajo: Como norma general, la altura del plano de trabajo recomendable es de entre 65 y 68 cm, dependiendo de la altura del trabajador/a.
  • Silla: Tendrá cinco apoyos en el suelo y ruedas, apoya brazos, el respaldo deberá ser reclinable y su altura ajustable.
  • Teclado: Deberá ser inclinable e independiente de la pantalla para permitir que el trabajador/a adopte una postura cómoda que no le provoque cansancio en los brazos o las manos, por ello es preferible el empleo de ordenadores de mesa al uso de portátiles. El empleo de reposa muñecas es recomendable.
  • Atril: Deberá ser estable y regulable. Para evitar giros innecesarios de cabeza se recomienda que se coloque junto a la pantalla del ordenador, y a su misma altura.
  • Reposapiés: Debe emplearse cuando no se apoyen bien los pies en el suelo, ya que esta falta de apoyo condiciona la postura general del cuerpo, y puede dificultar la circulación sanguínea de las piernas. Deberá tener superficie antideslizante.

b) Fatiga visual:

Una iluminación insuficiente, los reflejos y deslumbramientos, así como una incorrecta ubicación de la pantalla, el ordenador y los accesorios, pueden ocasionar fatiga visual con los consiguientes síntomas como el lagrimeo, pesadez de párpados, escozor ocular, aumento del parpadeo, visión borrosa, o cefaleas. Para evitarlo deben tenerse en cuenta los siguientes consejos:

  • Iluminación: Aunque es preferible la iluminación natural, cuando ésta no garantice las condiciones de visibilidad adecuadas, deberá complementarse con iluminación artificial.
  • Evitar reflejos y deslumbramientos: Con el fin de evitar deslumbramientos, los puestos de trabajo deberán ubicarse de modo que los ojos del trabajador/a no queden situados frente a una ventana o un punto de luz. Para evitar los reflejos, es conveniente que la superficie de trabajo tenga un acabado mate y color neutro.
  • La pantalla del ordenador: Debe proporcionar una imagen estable y sin destellos. Deberá ajustarse la luminosidad y contraste para adaptarlos a las condiciones del entorno.
  • Correcta ubicación del equipo informático y accesorios: La pantalla, el teclado y los documentos deberán encontrarse a una distancia similar de los ojos para evitar la fatiga visual y los giros de cuello y cabeza. La distancia recomendada de lectura de la pantalla con respecto a los ojos del trabajador será entre 40 y 55 cm. La pantalla deberá estar a una altura que pueda ser visualizada por el trabajador dentro del espacio comprendido entre la línea de visión horizontal y la que se encuentra a 60º por debajo de la misma.

c) Derivados de la organización del trabajo:

Normalmente trabajando en casa sin la proximidad de más compañeros/as de trabajo han de tenerse en cuenta posibles riesgos laborales de carácter psicosocial. Como medidas preventivas serían recomendables la flexibilidad horaria, establecer pausas para descansar, así como medidas para la separación del ámbito familiar del laboral, etc.

    • Flexibilidad horaria: Establecimiento de un horario adaptado a las cualidades y necesidades del trabajador/a, dado que el propio control del ritmo de trabajo puede dar lugar a un exceso de horas de trabajo con la consiguiente sobrecarga.
    • Pausas: Como una vez que se alcanza el estado de fatiga es difícil recuperarse, lo más positivo es procurar no llegar a él se debe establecer un ritmo de trabajo-descanso donde primen las pausas cortas y frecuentes frente a las largas y espaciadas.

Separación del ámbito familiar del laboral: El hecho de no separar, y no solo de manera física, ambos aspectos puede dar lugar a tensiones que afectan psicológicamente al teletrabajador/a.Se recomienda jugar en familia, compartir las tareas de casa, realizar ejercicio físico, dialogar…

d) Derivados del lugar de trabajo:

La transformación de una parte de la vivienda en lugar de trabajo requiere la habilitación de un espacio suficiente para contener los equipos y materiales de trabajo, evitar caídas y golpes, y mantener una correcta temperatura, así como una adecuada ventilación en la habitación donde se realice la actividad.

  • Ordenar el espacio de la habitación para evitar caídas al mismo nivel y golpes contra objetos: Respetar los lugares de paso, disponer el cableado eléctrico y telefónico de manera fija y en las paredes.
  • Controlar el ruido: Es conveniente que el ruido, tanto externo como de la casa, sea el menor posible, ya que puede ser un factor de estrés importante.
  • Vigilar la temperatura y la ventilación de la habitación: En ambientes en los que no se desarrollan actividades industriales,el control de la calidad del aire interior es importante a la hora de mantener la seguridad y la salud laboral.
¿Cómo debe ser la mesa de trabajo para evitar reflejos y deslumbramientos?

La superficie de trabajo debe ser de aspecto mate.

¿Cómo debe ser la silla de trabajo?

Evitar usar sofás y taburetes. Sería recomendable que tenga respaldo reclinable y altura ajustable, así como tener apoya brazos.

¿Cómo evitar la fatiga visual?

Descansar la vista cada hora realizando otra tarea como llamar por teléfono o hablar con otra persona y cerrar los ojos y parpadear con frecuencia.

Adoptar una postura correcta delante del ordenador, evitar la luz directa y disponer el puesto de trabajo para reducir al máximo los reflejos.

¿Qué son los trastornos músculo-esqueléticos (TME)?

Conjunto de trastornos producidos en tendones, músculos, articulaciones, huesos, cartílagos, ligamentos y nervios. Algunos de ellos: lumbalgia, tendinitis, epicondilitis, hernias, cervicalgias y síndrome del túnel carpiano.

¿A qué se deben los TME en teletrabajo?

Pueden deberse a la adopción de mala postura al sentarse, los movimientos repetitivos debidos al manejo continuado del teclado y ratón, o al mantenimiento de una postura sentada estática prolongada.

¿Tiene el teletrabajador/a que permitir la visita a su domicilio del empresario o los servicios de prevención de la empresa para realizar la evaluación de riesgos?

La referida visita requerirá, en cualquier caso, el permiso de la persona trabajadora, de tratarse de su domicilio o del de una tercera persona física.

De no concederse dicho permiso, el desarrollo de la actividad preventiva por parte de la empresa podrá efectuarse en base a la determinación de los riesgos que se derive de la información recabada de la persona trabajadora según las instrucciones del servicio de prevención”.

¿En el teletrabajo, el accidente producido en el domicilio (lugar de trabajo) será siempre accidente de trabajo?

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador/a durante el tiempo y en el lugar del trabajo, salvo el dolo o la imprudencia temeraria. Fuera del tiempo o del lugar del trabajo no se considera accidente laboral y corresponde al trabajador/a demostrar que el accidente o la enfermedad fueron causados por el trabajo.

¿Me deben garantizar la vigilancia de la salud cuando estoy realizando teletrabajo?

La vigilancia de la salud tendrá las mismas características de obligatoriedad y periodicidad aplicables en los otros lugares de trabajo y que marca la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en su artículo 22.

Deberán tenerse en cuenta los protocolos médicos sanitarios referentes a pantallas de visualización de datos y movimientos repetitivos de extremidades superiores.

La realización de dicha vigilancia de la salud podría constituir una medida de prevención para evitar que se puedan incrementar determinadas dolencias detectadas por el uso de las tecnologías e identificar riesgos previsibles asociados al trabajo a distancia (aislamiento, estrés, tabaquismo, etc.).

El lugar y condiciones para realizarse la revisión médica serán comunicados por la empresa con suficiente antelación.

¿Cómo actuar en caso de sufrir una accidente mientras teletrabajo?

La forma de actuar será la misma que en cualquier otro puesto de trabajo, aunque aquí existe la dificultad añadida de demostrar que el accidente ha ocurrido en tiempo y lugar de trabajo, teniendo en cuenta la flexibilidad horaria y de lugar de prestación de servicios.

Es conveniente que las trabajadoras y trabajadores conozcan los centros de la Mutua más cercanos a su lugar de trabajo.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo psicosocial en el teletrabajo?

Hay algunos aspectos que, aunque a veces suponen ventajas, también implican riesgos para el trabajador/a, entre otros, la conciliación laboral y familiar, el trabajo en situación de aislamiento, el poco contacto social, la dependencia de las tecnologías o la necesidad de acondicionar un espacio de trabajo en el hogar.