UGT-Euskadi advierte sobre la subida del IPC de productos básicos como la alimentación

UGT-Euskadi advierte sobre la subida del IPC de productos básicos, como la alimentación y el vestir, que tiene una influencia negativa en las familias que peor lo están pasando en la pandemia. Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT-Euskadi, afirma que "es necesario actualizar convenios, que el 50% de los mismos permanecen sin actualizar en Euskadi y, por tanto, sin subidas salariales, así como mantener el empleo a través de los ERTE, a los que se acogen en la actualidad alrededor de 28.000 trabajadores/as vascos".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los datos dados a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sitúan el IPC en Euskadi en el -0,5 (-0,8 en el Estado), que “da margen a la actualización de salarios -afirma Maribel Ballesteros- y hace más factible la negociación para miles de trabajadores/as”.

Para la representante de UGT-Euskadi,  “el consumo de los hogares es vital para reactivar la economía. La prioridad en estos momentos es garantizar la salud de las personas, mantener los negocios y el empleo y preparar, cuando se den las condiciones sanitarias adecuadas, una reactivación potente de la actividad y la contratación. Eso implica, en el corto plazo, impulsar la demanda a través del consumo de los hogares y por eso exigimos al Gobierno vasco políticas y ayudas encaminadas a relanzar el consumo”.

UGT-Euskadi ve con preocupación  la evolución de los precios en los llamados por el INE Bienes Covid-19 -los más consumidos durante la pandemia por las familias españolas- que han registrado un incremento del 1,7% muy superior al registrado en la tasa general. El impacto de estas subidas en unas economías familiares fragilizadas -en muchos casos de forma extrema- por las consecuencias de la pandemia puede resultar más determinante que en otras circunstancias.

En este sentido, UGT valora que el Gobierno haya respondido a las denuncias del Sindicato sobre el precio excesivo de las mascarillas, convertidas en bien esencial para la protección de la salud personal y pública, y se haya comprometido a rebajar del 21% al 4% el IVA aplicado a estos productos.