UGT-Euskadi urge a la consejera Mendia un plan de empleo para la reactivación económica y la reforma de Lanbide

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, ha sido el primer representante de los agentes sociales en mantener la reunión con la vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, en la sede del Gobierno Vasco, para abordar la crisis económica y social provocada por la pandemia del coronavirus, así como la recuperación del empleo y la reactivación económica. Entre las propuestas, Raúl Arza ha exigido un plan de empleo en especial para mayores de 45 años y jóvenes, y que se paralice el actual modelo de atención de Lanbide, para conseguir que el Servicio Vasco de Empleo tenga como prioridad la intermediación de empleo entre trabajadores/as y empresas.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Raúl Arza ha valorado muy positivamente la unificación de los dos Departamentos, Empleo y Trabajo, que durante la anterior legislatura estuvieron en diferentes Consejerías, así como el hecho de que se contemple en el propio programa del Gobierno vasco la herramienta del Diálogo Social y la concertación. “Es fundamental el acuerdo con los agentes sociales en las tres prioridades que se han establecido. Primero, la Salud, después el empleo y, en tercer lugar, la protección social”.

Idoia Mendia y Raúl Arza se dirigen a la reunión

Raúl Arza ha reclamado del Gobierno vasco que ponga en marcha de manera urgente  contactos con los sindicatos  para arbitrar soluciones en Osakidetza y conseguir centros escolares seguros,  para conseguir la paz social.

Las prioridades planteadas por Raúl Arza en cuanto al empleo son rebajar al 10% el desempleo y establecer un plan especial para facilitar el retorno al empleo a mayores de 45 años, que en Euskadi son cerca de 70.000, prácticamente la mitad de los 146.450 desempleados que existen en nuestra comunidad autónoma; sin olvidarnos de los jóvenes. En otro aspecto, Raúl Arza ha reclamado la paralización del modelo actual de atención de Lanbide, rechazado por toda la plantilla y todos los sindicatos, para dedicar el Servicio Vasco de Empleo a la intermediación, la orientación y la formación y que Lanbide deje de ser un organismo centrado en la gestión de la Renta de Garantia de Ingresos (RGI).

Además, ha exigido la apertura de procesos para dar estabilidad en el empleo al conjunto de los trabajadores/as del Gobierno vasco y en especial  a  las plantillas de Osalan y Lanbide, en el caso de este último servicio, el 90% de los orientadores tienen contratos  en fraude de ley, reconocidos ya por sentencia, en algunos casos desde hace más de 10 años.

Maribel Ballesteros, Raúl Arza y Arantxa Ruiz Huidrobo han asistido por parte de UGT-Euskadi a la reunión con la vicelehendakari y consejera Idoia Mendia

En cuanto a medidas de protección social, Raúl Arza se ha referido a la necesidad de ampliar los colectivos y las cuantías de la RGI, principalmente pensionistas, en su mayoría mujeres, que no llegan ni de lejos al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), así como la necesidad de ampliar el complemento de los ERTES. “Si los ERTEs van más allá del 30 de setiembre, en el ámbito estatal, debería prorrogarse el complemento para los trabajadores/as que menos cobran, tal y como se aprobó en julio, dado que han solicitado  menos trabajadores/as de lo previsto, tan sólo 7.600, por lo que hay recursos suficientes para complementarlo hasta final de año.”

Para UGT-Euskadi es  prioritario retomar el Diálogo Social, cosa que tenemos que reconocer se están dando ya los primeros pasos desde el Departamento de Trabajo y Empleo.”El Diálogo Social es la herramienta que tenemos los agentes sociales para consensuar y concertar con el Gobierno vasco medidas que mejoren las condiciones de socio laborales y económicas de  los trabajadores/as”.