UGT no convoca la huelga de 5 semanas en la limpieza de Educación y UPV

Exige a la patronal que acuda a la mesa con clara voluntad negociadora y apoya las movilizaciones para desbloquear la negociación del convenio. UGT hace un llamamiento a la Consejería de Educación del Gobierno vasco, a que medie en el conflicto, por ser el responsable último de la limpieza en los centros educativos y denuncia que se sigan adjudicando los servicios de limpieza a las empresas contratistas que abaratan la licitación y, por tanto, se resiente el servicio, pagando los trabajadores/as las consecuencias, tanto en sus salarios como en las cargas de trabajo por la falta de personal
Print This Post
  
  
Email This Post   


UGT, segundo sindicato en representación en las contratas de limpieza de Educación y UPV-EHV de Euskadi, no avala la huelga de 5 semanas convocada por los otros sindicatos, si bien apoya las movilizaciones destinadas a desbloquear el convenio y exige a la patronal abandonar su postura de cerrazón y que se presente en la mesa del convenio con una verdadera voluntad negociadora.

Los representantes del sector de Limpieza de UGT no comparten ni el momento ni la forma elegida para convocar una huelga de estas dimensiones. Antes de convocar una huelga de 5 semanas, por responsabilidad, se deben plantear otro tipo de movilizaciones y medidas de presión que no conlleven pérdidas económicas tan altas e importantes para los propios trabajadores/as.

UGT considera que hay que adoptar otras medidas de presión como movilizaciones, concentraciones o paros parciales, antes de recurrir a la medida más extrema como as 5 semanas de huelga.

Los representantes de UGT advierten que no secundar esta huelga no significa que no estemos de acuerdo en denunciar los 5 años sin actualizar el convenio y otros temas como el abono de atrasos y la negativa de las empresas adjudicatarias  al pago del plus de jornada partida, por equiparación en el convenio correspondiente a los trabajadores/as del sector.

Por ello, UGT hace un llamamiento a la Consejería de Educación del Gobierno vasco, a que medie en el conflicto, por ser el responsable último de la limpieza en los centros educativos. Y denuncian que se sigan adjudicando los servicios de limpieza a las empresas contratistas que abaratan la licitación y, por tanto, se resiente el servicio, pagando los trabajadores/as las consecuencias, tanto en sus salarios como en las cargas de trabajo por la falta de personal.