- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

1º Mayo, convocatoria conjunta de UGT y CCOO en Euskadi

“No vamos a poder estar en la calle, pero vamos a hacer una gran manifestación on line, donde nos vamos a encontrar exigiendo y reivindicando más protección, más EPIs, en el trabajo para nuestra salud, que se mantenga el máximo empleo posible y más protección social para poder salir de esta pandemia sin dejar a nadie atrás. Esto lo vamos a reivindicar a través de una manifestación virtual, a partir de las 13.30h., en las redes sociales, usando el hastag #YoSoyPrimerodeMayo”, advierte Raúl Arza,  Secretario General de UGT-Euskadi que centra en estos tres ejes, salud, empleo y protección social, las reivindicaciones de este año.

A lo largo de toda la tarde se llevará a cabo, también on line, conciertos solidarios, a través de la página www.ugt.es para celebrar este 1º de Mayo , para terminar este día reivindicativo con el aplauso desde nuestros balcones, como cada día, a todos/as los trabajadores/as de los servicios esenciales que nos cuidan.

MANIFIESTO CONJUNTO DE UGT Y CCOO DE EUSKADI

Celebramos el 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo, en medio del confinamiento motivado por el COVID19, que está afectando a todo el mundo, aunque lo haga con diferente intensidad se ha puesto de manifiesto la fragilidad e injusticia del modelo social y económico imperante.

El 1º de Mayo es la mejor ocasión para reivindicar un nuevo orden mundial más justo y solidario que sitúe a las personas y  su bienestar, lo colectivo, por delante de los intereses económicos de unos pocos.

Europa debe tener el protagonismo que hasta ahora no ha sido capaz de asumir. La crisis es de tal magnitud que está poniendo en duda los cimientos del logro más importante de nuestro continente: la Unión Europea. Las instituciones europeas deben aceptar que las políticas de austeridad que han impuesto en la pasada crisis han debilitado los mecanismos de protección social y laboral en los que se está cebando la pandemia y renunciar a ellas definitivamente para enfrentar la crisis de forma verdaderamente solidaria. Necesitamos una verdadera herramienta unitaria de inversión en Europa y una iniciativa fiscal coordinada. Está en juego el futuro de la Unión Europea.

Desde el primer momento CCOO y UGT hemos presentado propuestas para evitar que la crisis destruya empleo y deje en la pobreza más absoluta a amplias capas de nuestra ciudadanía: la promoción y primacía de los mecanismos de ajuste temporal, las suspensiones y reducciones de jornada -a través del mecanismo de los ERTE-; las prestaciones por desempleo a contador cero para todas las personas afectadas, tuvieran o no adquirido el derecho a las mismas; las ayudas y subsidios extraordinarios, etc. son, en gran parte, el resultado de la exigencia sindical en el marco del diálogo social. Son instrumentos aún insuficientes, pero que han situado la respuesta a la crisis en una vía diferente, centrada en la atención a los problemas de las personas y en una nueva forma de percibir las necesidades del conjunto de la ciudadanía.

Ahora, es necesario prorrogar los mecanismos de ajuste temporal del empleo, diseñados para el estado de alarma, el tiempo que sea preciso para sostener nuestro tejido productivo y la supervivencia digna de las personas trabajadoras. Es imprescindible cubrir las necesidades de aquellas que carecen de cualquier tipo de prestación. Con esta finalidad, estamos trabajando en la mesa de diálogo social en Euskadi también.

Y debe garantizarse que la recuperación de la actividad económica se lleve a cabo sin poner en riesgo la salud de las personas trabajadoras. Pero hay que ir más allá y determinar las líneas de un nuevo modelo productivo y social que siempre hemos reivindicado y que la crisis del coronavirus demuestra que es inaplazable.

Más y mejores servicios públicos: sanidad, atención a las personas mayores y a las dependientes, educación, etc. Intervención pública en los sectores estratégicos (energía, suministros, servicios financieros, industria) que garantice, al mismo tiempo, la respuesta ante situaciones críticas y una mayor eficiencia y menor dependencia de un mercado que se articula bajo el principio del máximo beneficio y que carece de sensibilidad ante los problemas de las personas.

Inversión en ciencia, tecnología e innovación, que oriente la recuperación hacia un modelo de desarrollo económico justo ymedioambientalmente sostenible.

Un 1º de Mayo dedicado a las personas trabajadoras que están en primera línea. Las personas que a pesar del riesgo de contagio y de los deficientes medios de protección están salvando vidas, ayudando a las personas mayores, dependientes y con discapacidad, las que garantizan el funcionamiento de los servicios esenciales que requiere nuestra economía son las verdaderas protagonistas de esta crisis. También lo son aquellas que teletrabajan y las que se han reincorporado a la actividad, las que han perdido el empleo o no lo tenían y les va a ser más difícil encontrarlo. Todas ellas son un ejemplo y no debemos olvidarlo cuando esto pase. Para recordarlo hoy y siempre, en este Primero de Mayo, CCOO y UGT les rendimos homenaje y nuestro reconocimiento.

Conscientes de que este es un 1º de Mayo especial, atrapados por el coronavirus y el confinamiento, sin manifestaciones en las calles y sin actos públicos, haremos de la movilización de las ideas en centros de trabajo, medios de comunicación y redes

sociales nuestra principal manifestación.