- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Acaip-UGT advierte que no va a permitir que el personal de los centros penitenciarios de Euskadi pierdan derechos con la transferencia

Acaip-UGT, sindicato mayoritario, ha realizado un extenso y detallado informe de los centros penitenciarios vascos, que han presentado al Gobierno vasco, en el que dan cuenta de las  prioridades en infraestructuras y medios humanos en las prisiones. “Queremos que los trabajadores/as sean transpasados en las mejores condiciones posibles, pero vemos que era una transferencia muy deseada, pero poco trabajada”, ha señalado Jose Ramón López.

A lo largo de la rueda de prensa ha manifestado que existen muchos problemas para la aplicación de las transferencias, y que siguen sin negociarse todos y cada uno de los contenidos en materia laboral como vacaciones, salarios, etc….  “además de los problemas propios que genera un servicio especial como este, con las competencias exclusivas del Estado hasta ahora, y con problemáticas muy concretas y que requieren recursos, como el servicio de régimen de semilibertad, para el que no se contempla ninguna infraestructura”.

Los tres centros penitenciarios que hay en Euskadi cuentan con 700 personas trabajadoras, entre personal laboral y funcionarios, pero ya hoy en día tienen un número de vacantes importantes, más de 90 plazas. Acaip-UGT  advierte que se tiene que acometer ya la renovación de personal, porque se pueden añadir en el tiempo más problemas. “La media de edad de los trabajadores/as del centro de Basauri es de 54 años, de Zaballa está en 51 y de Martutene en 58. El Gobierno vasco no quiere saber nada de esto y es necesario acometer una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) adecuada. Si no se acomete los problemas se acrecentarán con nuevas jubilaciones, bajas y demás y, en el caso concreto de Zaballa, será absolutamente imposible de mantener”.

Para los representantes de Acaip-UGT, que participa en la mesa de negociación que se está llevando a cabo con el Gobierno vasco, “da la sensación de que, a pesar de ser una competencia deseada, es una competencia muy poco desarrollada. Nosotros no vamos a renunciar a los derechos conseguidos”.