- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Ante los datos del IPC, reclamamos que se pongan en marcha las políticas económicas y sociales encaminadas a superar la crisis provocada por la pandemia del Coronavirus

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado hoy los datos del indicador adelantado del IPC del mes de junio, que alcanza el -0,2% anual en Euskadi, una cifra 5 décimas mayor que el -0,7% del mes anterior, lo que supone que la inflación continúa, tras varios meses, moviéndose en índices negativos. UGT-Euskadi muestra su preocupación ya que a pesar de que el IPC en general ha bajado, en grupos básicos como alimentación y bebidas no alcohólicas ha llegado a subir hasta el 3,6% en Euskadi, por segundo mes consecutivo, lo que viene agravar la situación de las familias que han sufrido la pérdida del empleo y, por tanto, del salario o de parte de salario. Por todo ello, Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical de UGT-Euskadi, reclama, ante la inmediata constitución del Gobierno Vasco, que se pongan en marcha políticas económicas que vayan encaminadas a superar la crisis provocada por la pandemia del Coronavirus.

La representante de UGT-Euskadi insiste además en que “es el momento de recuperar la Negociación Colectiva como elemento de cohesión social y con el objetivo de reactivar los salarios para evitar que sean los trabajadores los que paguen las consecuencias de la crisis” y hace un llamamiento a las patronales para que muestren en las diversas mesas de negociación de convenios una verdadera voluntad de alcanzar acuerdos. Hay que recordar que la negociación colectiva lleva paralizada en Euskadi todo el año 2020 y que la crisis del coronavirus ha venido a empeorar la situación, con salarios sin actualizarse desde hace años.

Para la responsable del sindicato hay que tratar de aprovechar la situación de índices negativos para recuperar el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores y trabajadoras vascas que están sufriendo el encarecimiento de productos básicos de alimentación.
En definitiva para Maribel Ballesteros la prioridad debe ser la reactivación de la economía pensando en los trabajadores/as que no pueden ser los paganos de las consecuencias de la parálisis económica e insta a continuar trabajando a través de la mesa del Diálogo Social, tal y como se ha hecho con el acuerdo alcanzado para el complemento de los ERTES, para paliar los efectos de esta crisis sobre el empleo y la economía de las familias. y evitar así la pobreza laboral.