- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Con la dimisión del consejero Darpón tiene que erradicarse el ninguneo a los trabajadores/as en el Servicio vasco de Salud

UGT acusa  de mala fe y de abuso de poder  a Osakidetza  al recurrir ante los tribunales la deuda del Desarrollo Profesional de sus profesionales incumpliendo el acuerdo firmado con este Sindicato en 2011. El sindicato advierte que con  la dimisión de Darpón se debe de abrir una nueva etapa en la Consejería y erradicar el ninguneo a los trabajadores/as y sus representantes sindicales en el Servicio Vasco de Salud.

En el caso del desarrollo profesional son más de 100 millones de euros lo que Osakidetza debe a 7.000 trabajadoras/es, la  demora deliberada no hace más que aumentar por parte de la Administración la deuda adquirida con su personal de Osakidetza y que cada  día que pasa se quiere hacer más inasumible de forma provocada.

Aún hoy, después de la decisión del Tribunal Supremo de no admitir a trámite el recurso de casación interpuesto por Osakidetza para intentar evitar cumplir lo pactado y, con ello, el abono de las cantidades mencionadas, comunica en una nota informativa que el Departamento de Salud y Osakidetza esperará al pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en relación al recurso de casación autonómico interpuesto a este respecto.

Para UGT, el incumplimiento por parte de Osakidetza de los acuerdos referentes a la Carrera y Desarrollo Profesional alcanzados en Mesa Sectorial de Sanidad, y la negativa a ejecutar  el  compromiso adquirido  supone un timo para el personal del Servicio Vasco de Salud  y una  verdadera estafa.

“Las/os trabajadores han cumplido con los requisitos exigidos, Osakidetza debe formalizar el abono y los atrasos generados de forma inmediata”, manifiesta Ana Vázquez, responsable de UGT-Sanidad.

Por tanto desde UGT  demandamos a Osakidetza que se cumpla lo pactado:

 

La dimisión de Darpón

UGT advierte que la  buena fe no forma parte del código ético de Osakidetza  ni tampoco del  Departamento de Salud.  “Existe por parte de esta administración un uso arbitrario y abusivo de poder, con indicios de ilegalidad hasta en el propio proceso selectivo de personal, la OPE, actualmente investigado por la fiscalía.

La dimisión de Darpón tiene que dar paso a una nueva etapa en la que se erradique el ninguneo a los trabajadores/as y sus representantes sindicales en el Servicio Vasco de Salud, se respeten los acuerdos alcanzados,  que los procesos selectivos de personal  se hagan sin sombra de duda de posibles filtraciones y que se puedan afrontar futuras pruebas en base a los principios de  igualdad, mérito y capacidad.