- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Hay que desbloquear la negociación colectiva y asegurar subidas salariales para las personas trabajadoras

UGT-Euskadi advierte que los datos del IPC confirman que se está produciendo un intenso encarecimiento del coste de la vida que puede acabar comprometiendo la situación socioeconómica de millones de hogares, y en especial los más vulnerables. Sobre todo, si, como está ocurriendo, el precio de productos esenciales, como la electricidad, no deja de aumentar en el tiempo y los salarios no crecen lo suficiente para hacer frente a estos incrementos, lo que indudablemente tiene una incidencia directa sobre la salud y la calidad de vida de las personas trabajadoras

Dani González asegura que “es necesario que las familias cuenten con los recursos económicos suficientes para responder a este nuevo contexto, y aprovechar de manera eficiente los fondos europeos para reforzar la actual política económica expansiva y continuar apoyando la recuperación y la creación de empleo de calidad de manera que nadie quede atrás”.  

En esta línea, UGT considera absolutamente imprescindible que el Gobierno acelere las negociaciones para derogar, cuanto antes, las reformas laborales, en especial la de 2012, que fomenta la precariedad laboral y los bajos salarios. Es necesario que se cree un nuevo marco de relaciones laborales equilibrado para asegurar unas condiciones salariales y laborales justas para los asalariados/as.

Dani González recuerda que al finalizar el mes de octubre en la CAPV 253.412 personas, el 41,8% de la población trabajadora, tenía sus convenios vigentes, con un incremento salarial medio de los convenios en la CAPV del 0,96% para los convenios vigentes y en el 1,14% para los registrados en 2021. Otras 292.662 personas, el 48,4% de la población asalariada, estaba con sus acuerdos en situación de prórroga, mientras que 59.117 personas, el 9,8% de la población trabajadora, se encontraba con sus convenios decaídos y sin cobertura. Para estos la situación se endurece, al sumar pérdidas de poder adquisitivo. “Estamos finalizando el año y, con ello, nuevos convenios terminarán su vigencia, por lo que es urgente que la patronal y los sindicatos afrontemos la negociación colectiva y evitar que las familias no cuenten con los recursos suficientes para afrontar su día a día”.