- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Intervención de Raúl Arza en este 1º de Mayo de confinamiento pero intenso en redes sociales

 1º Mayo 2020

Intervención de Raúl Arza,

Secretario General de UGT-Euskadi

          “Hoy celebramos un 1º de Mayo totalmente atípico con esta pandemia del coronavirus y tres  son las reivindicaciones principales de UGT Euskadi.

La primera, la salud para los trabajadores/a y el conjunto de los ciudadanos. Para los trabajadores que están en primer línea y para los que se van incorporando al trabajo poco a poco, exigimos EPIS suficientes y homologadas para todos. Hoy, más que nunca, la seguridad y la salud de los trabajadores tiene que ser la principal reivindicación en este 1º de Mayo. No podemos ver que muchos de nuestros trabajadores y trabajadoras son contaminados por este coronavirus por la falta de EPIS suficientes. Es la primera reivindicación que queremos hacer. Tienen  que poder trabajar, pero garantizando la salud de los trabajadores y las trabajadoras.

La segunda reivindicación que hacemos al conjunto de los Gobiernos, al conjunto de las administraciones y al conjunto de las empresas es la necesidad de mantener el mayor número de puestos de trabajo posibles. La apuesta que hemos hecho desde el movimiento sindical y, en concreto desde la  UGT, para  mantener esos puestos de trabajo a través de la puesta en marcha de ERTES ha dado buenos resultados, son más de 200.000 los trabajadores y trabajadoras que en estos momentos les tienen en un ERTE en Euskadi. Creo que es una fórmula que tiene que alargarse más allá de la finalización del estado de alarma, para garantizar y mantener el mayor número de puestos de trabajo posibles.

Y, en tercer lugar, tenemos que  trabajar la protección social. Esa protección social que van a necesitar miles y miles de trabajadores, que van a perder sus puestos de trabajo. Tenemos que reforzar las prestaciones por desempleo y tenemos que aumentar la Renta de Garantía de Ingresos.

El Ingreso Mínima Vital, que esperemos que más pronto que tarde se pueda aprobar,  va a ayudar a que Euskadi pueda tener recursos suficientes para poder de devolver al mercado de trabajo, lo más pronto posible, a esos trabajadores/as que han tenido la desgracia de perder su puesto de trabajo como consecuencia de esta pandemia.

Creo que también hemos aprendido algunas cosas con esta pandemia. En primer lugar, la defensa de los servicios públicos. Una defensa de los servicios públicos de calidad, que han estado en la primera línea de esta batalla contra el coronavirus.

Tenemos también que abrir una reflexión de las concesiones que se hacen de servicios esenciales a las empresas privadas. Hay que tenemos que hacer no sólo una reflexión, sino una auditoria sobre esa concesión que hacemos de  residencias de ancianos, de ayuda a domicilio, de limpieza de hospitales y de las ambulancias, sectores que se han demostrado que son esenciales. Creo que no puede primar a la hora de adjudicar esas concesiones sólo el criterio económico. Esta pandemia ha demostrado que tienen que primar otros intereses, como es la defensa y la atención en muchos casos de  nuestros enfermos y nuestros mayores.

Esta pandemia nos ha traído también la necesidad de volver a poner encima de la mesa la necesidad de un cambio de modelo productivo. Reivindicación ésta que desde la UGT llevamos haciendo muchos años y que esta crisis pone de nuevo sobre la mesa la necesidad de trabajar sobre un nuevo modelo productivo no basado en lo que ahora estamos haciendo. Tenemos una serie de necesidades básicas que en muchos casos las tenemos que comprar en otros países y que nosotros  queremos, desde UGT-Euskadi, un aumento de la industrialización que permita que esos servicios esenciales, que esos materiales que necesitamos para el día a día para combatir esta pandemia seamos capaces de producirla aqui.

Y también tenemos otro reto que es el de Europa Social, en el sentido de reivindicar  una Europa que esté a la altura de los  ciudadanos y las ciudadanas. Es urgente que en Europa trabajen conjuntamente todos los países para sacar adelante no sólo las economías nacionales sino el futuro de la propia Europa. Si Europa no esta a la altura, creo que miles y miles de trabajadores/as pondrán en duda el papel de esta Europa y crecerán los nacionalismos y populismos.

Queremos reivindicar también el papel esos los trabajadores y trabajadoras de los sectores esenciales, en su mayoría mujeres, mujeres con trabajos precarios, con sueldos bajos  y en muchos casos con contratos a tiempo parcial.

Estos son nuestras reivindicaciones para este 1º de Mayo: La primera, trabajar seguro, en segundo lugar, mantener el mayor número de puestos posibles y, en tercer lugar, poner en marcha una protección social suficiente para todos los trabajadores y  las trabajadoras que hayan perdido su empleo como consecuencia del coronavirus.

Juntos seguro que salimos de ésta

¡Viva el 1º de Mayo!

Gora Maiatzaren Lehena!