- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

No hay excusas para que la patronal vasca siga sin firmar subidas salariales en los convenios colectivos

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este viernes que el IPC de junio ha bajado hasta el 0,4 y en Euskadi hasta el 0,8, bajando del 0,8 y el 1% del mes anterior, respectivamente. Si bien el País Vasco se sitúa como la segunda comunidad con la tasa anual más alta, después de Navarra, “la bajada de los precios deja margen a la patronal vasca para acordar subidas salariales y firmar convenios colectivos, acabando con la conflictividad que se está generando en los distintos sectores”, advierte Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT-Euskadi.

Maribel Ballesteros insiste en que es el momento de recuperar negociación colectiva y la pérdida de poder adquisitivo,  inasumible para muchos trabajadores/as vascos que llevan años sin actualizar sus salarios. “El 80% de los convenios sectoriales están sin renovar, algunos hasta 10 años, en una sociedad como la vasca que siempre hemos sido referente en las condiciones laborales”.

Recuerda también que, recientemente la Organización Internacional del Trabajo (OIT), mediante un informe ha vuelto a constatar que la participación de los salarios en la renta ha ido perdiendo peso y que el capital ha ido ganando relevancia, en el periodo 2004-2017, algo que también afecta a España y a Euskadi. “Hay espacio suficiente para realizar las subidas acordadas y reducir las pérdidas de poder adquisitivo experimentadas por la crisis, mejorando la distribución del crecimiento económico, la calidad de vida de las personas y el reparto de la riqueza.”

“La  patronal vasca debe dejar su empecinamiento en no acordar subidas salariales que permitan recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años de los trabajadores/as vascos/as. Tiene que cumplir -advierte Maribel Ballesteros- con los Acuerdos de Negociación Colectiva (AENC), negociando subidas salariales superiores al 2% de manera generalizada, así como la revalorización extra de los salarios mínimos de convenio para situarlos en 1.000 euros mensuales en 14 pagas. No es posible que cada vez que se recorre el camino de la expansión económica aumenten solo los beneficios empresariales. Es hora de hacer crecer los sueldos y encaminarnos hacia una sociedad más justa e igualitaria”.