- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

UGT- EUSKADI CRITICA A LA PATRONAL

UGT DE EUSKADI CONSIDERA QUE LA PATRONAL VASCA PRETENDE SER VICTIMA DEL DESENCUENTRO QUE VIVEN PATRONAL Y SINDICATOS CUANDO CON SU ACTITUD LO PROPICIA.

Considera que su actitud requiere un giro de ciento ochenta grados

UGT de Euskadi considera que la situación de enquistamiento, de bloqueo y de ralentización que se está produciendo en la negociación colectiva sectorial del País Vasco, es debido en su mayor parte al comportamiento irresponsable que la patronal vasca está teniendo en la inmensa mayoría de las Mesas de negociación. En ese sentido, UGT de Euskadi considera que la patronal vasca no tiene autoridad moral para pedir a todos los sindicatos por igual un cambio de actitud, porque la actitud negociadora de UGT es sobradamente conocida tanto por Confebask como por sus organizaciones territoriales. Por ello, UGT pide a la patronal vasca, que se sitúe a cada Organización en el lugar que le corresponde, que diferencie el comportamiento de unos y de otros, y pide, que cuando dirija sus reproches a los sindicatos nacionalistas, lo haga sin acusaciones generalistas.

UGT de Euskadi considera que el comportamiento de la patronal vasca en la negociación colectiva debería ser objeto de autocrítica interna, porque sin ninguna duda su actitud sí merece a juicio de UGT un giro de ciento ochenta grados. La patronal vasca pretende ser víctima de un desencuentro entre patronal y sindicatos que ella misma con sus posiciones conservadoras e inmovilistas lo propicia, y de la que está sacando provecho, al retrasar las negociaciones en sectores donde predomina el empleo temporal, simplemente por el cuantioso ahorro salarial.

La patronal vasca no puede acusar a los demás de llevar la negociación colectiva a “un callejón sin salida”, porque ella es parte de la negociación. Para UGT no es de recibo, que la patronal pretenda utilizar la ampliación de la Unión Europea para producir moderación salarial en sectores con salarios raquíticos a la vez que las empresas crecen en beneficios o impedir el avance en la reducción de jornada o apostar por dignificar la contratación laboral que es de las más precarias de Europa. Sin ninguna duda, si sus planteamientos no cambian radicalmente, está apostando por la paralización de las negociaciones de los convenios, y probablemente propiciando una mayor conflictividad laboral, de la que será responsable.

Euskadi al día de hoy es la Comunidad Autónoma que más retrasada tiene la negociación colectiva. Esta situación no es buena para los trabajadores, pero tampoco para las empresas. UGT apuesta por una negociación real, evitando su dilatación en el tiempo, pero siendo consciente la patronal que la negociación debe estar en consonancia con la situación de la inflación y la productividad de los sectores y empresas, que permitan hoy día que los salarios crezcan por encima de la previsión de la inflación para que sigan siendo el motor del consumo, a la vez que apueste por reducir la alta precariedad laboral y la mejora de otras condiciones laborales que permitan aumentar la calidad de vida de los trabajadores dentro y fuera de la empresa.