- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Trabajadores de farmacias se han concentrado hoy, en Bilbao, por un convenio justo

Auxiliares y farmacéuticos de Bizkaia, se han concentrado hoy de 14.30 a 15.00h., ante la sede de CEBEK, en Gran Vía 50, para reclamar un convenio justo para el sector, que emplea a 1.063 trabajadores en 443 oficinas de farmacia de Bizkaia. El acto estaba convocado por UGT, CC.OO. y las asociaciones de auxiliares y farmacéuticos.

Los trabajadores no han actualizado en el 2007 sus condiciones de trabajo, debido a la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la patronal, en el Convenio de Oficinas de Farmacia de Bizkaia, negociaciones que se rompieron hace más de un mes, ante la actitud inmovilista y cerrada de la patronal, que tras un año de negociación sigue con una posición de actitud de menosprecio y falta de respeto a la importancia social del colectivo de trabajadores de las farmacias de Bizkaia, dando largas a la negociación y sin ninguna voluntad de acuerdo.

UGT, CC.OO., Asociación de Auxiliares y Empleados de Farmacia y AFRASSE (Asociación de Farmacéuticos Regentes, Adjuntos y Sustitutos), componentes de la mesa de negociación de este convenio, elaboraron una plataforma conjunta que sirviera de referencia en la negociación del convenio, pero se han encontrado enfrente a una patronal cerrada a todo tipo de negociación lógica y razonable, pintando un panorama empresarial nefasto, según ellos “sumido en una gran crisis económica”, que no se corresponde con la evolución del gasto en productos farmacéuticos, que viene aumentando en los últimos años entre un 10 y un 12 % anual, con unos márgenes gananciales mínimos, establecidos por Ley que rondan entre el 25 y el 50 %.

El representante de UGT en la mesa de negociación advierte que la realidad del colectivo de trabajadores de farmacia de Bizkaia, es mucho mas dura, con una jornada anual de 1.760 horas, muy por encima de la media en el último informe del CRL (Consejo de Relaciones Laborales), que la establece en 1.679 horas, una jornada laboral que conlleva la imposición de trabajar domingos, festivos y noches a precio de hora ordinaria, con continuas modificaciones del horario laboral, sin un razonable aviso previo, al poder distribuir el empresario irregularmente la jornada laboral a su antojo y a su conveniencia.