- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Dámaso Casado: “UGT pedirá un 5,5% de incremento salarial en la próxima negociación colectiva en Euskadi”

Acompañado de la Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi, Pilar Collantes, en la rueda de prensa, Dámaso Casado ha constatado el importante impulso que se ha dado últimamente a la negociación colectiva en nuestra comunidad autónoma, pero todavía quedan 190.000 trabajadores sin actualizar sus condiciones laborales.

“Afrontamos la negociación colectiva del 2008- ha manifestado- con una importante labor sindical: 604 convenios a negociar, que recogen las condiciones laborales de 330.000 trabajadores /as; de estos 113.000 son de empresas y 217.000 de sector. Esto supone el 58% del total de convenios que se negocian en Euskadi”.

En la negociación colectiva del próximo año, UGT-Euskadi va a dar prioridad a la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, recomendando que ningún convenio recoja salarios por debajo de los 1.000 euros mensuales, ya que “todavía hoy más de 60 convenios sectoriales tienen categorías por debajo de nuestro objetivo, sin contar aquellos puestos de trabajo donde se cobra menos por motivos de edad o diferentes tipos de contratos de formación o en prácticas.”

El Comité Nacional apuesta también por adoptar medidas tendentes a la conciliación de la vida laboral y personal y en incluir en los convenios la Ley de Igualdad, avanzando en la igualad de los trabajadores y trabajadoras y que no exista discriminación para otros colectivos, como son inmigrantes, jóvenes, mujeres y personas discapacitadas, entre otros.

Dámaso Casado ha recalcado que el eje central de la negociación colectiva debe ser el empleo estable y con derechos. Por ello es necesario establecer límites al encadenamiento y al uso de los contratos temporales; así como los controles de las actividades de las contratas y subcontratas.

UGT-Euskadi ha mostrado el compromiso claro del sindicato de mejorar la actuación de nuestros delegados y delegadas de prevención dotándoles de más crédito horario, que les permita realizar una vigilancia efectiva de la salud para la detección precoz de enfermedades profesionales y garantizar que se cumplan las medidas de prevención, seguridad, de información y de formación sobre los riesgos laborales en el puesto de trabajo; así como actuaciones que impliquen a empresas y trabajadores en materia medioambiental.

La formación para el empleo y la defensa en la estabilidad en el empleo y la calidad de los servicios públicos son otros compromisos del sindicato.

En este sentido, el Comité Nacional ha instado a la Consejería de Sanidad y a la Consejería de Educación a defender estos servicios públicos, a aplicar la clasificación profesional, a no cometer diferencias retributivas y a llevar una negociación colectiva real con los sindicatos representativos en el sector, para mejorar los servicios públicos, que son pilares básicos en cualquier sociedad democrática.

Desencuentro institucional

En otro orden de cosas, UGT-Euskadi ha denunciado el desencuentro en las instituciones sociolaborales vascas, ocasionado por la estrategia del “todo o nada” de los sindicatos nacionalistas en el El Consejo Económico y Social (CES), Osalan, Consejo de Relaciones Laborales (CRL) y su reciente anuncio del abandono de la Fundación para la formación de los trabajadores vascos HOBETUZ.

El Comité Nacional considera la participación institucional un derecho y un deber democrático, por eso UGT-Euskadi va a seguir participando en las instituciones socio-laborales y en hacer posible que la formación llegue a los trabajadores y trabajadoras. También han urgido al Gobierno vasco a comprometerse para que todas las instituciones socio-laborales sigan trabajando y no utilice la disculpa de la fractura sindical como argumento para legitimar su ausencia en la resolución de los desencuentros.

“El propio Gobierno vasco tiene la responsabilidad y debe liderar el Diálogo Social en Euskadi”, afirma el Comité Nacional, que ha denunciado la actitud de este Gobierno que proyecta, diseña y aprueba planes sin el consenso de los agentes sociales. Planes como el de Empleo o el de Salud Laboral, que difícilmente pueden desarrollarse y obtener unos resultados óptimos si no cuenta con el compromiso importante de patronal y sindicatos:.

Al Gobierno vasco le han pedido que garantice las obras del tren de velocidad alta, sin ceder al chantaje de los que se oponen, ya que es una demanda de una mayoría de la sociedad.

“La mejora de las infraestructuras ferroviarias y entre ellas el tren de velocidad alta en Euskadi son una necesidad que permitirá a nuestra sociedad mejorar la movilidad con el resto de Europa y del Estado. Estas infraestructuras tienen que complementarse con un buen sistema metropolitano de cercanías para facilitar la cohesión de los diferentes modos de transporte en beneficio del conjunto de la ciudadania”.