- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Cándido Méndez, en Bilbao: “En Euskadi tenemos el hecho diferencial de no tener Diálogo Social”

El Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha intervenido esta mañana, junto a Dámaso Casado, Secretario General de UGT-Euskadi, en una asamblea de delegados que el sindicato ha llevado a cabo en el Teatro Ayala, de Bilbao.

Cándido Méndez ha destacado en su intervención que “en Euskadi hay un hecho diferencial que hay que resolver y es la inexistencia del Diálogo Social en el ámbito socio laboral. Esta es una situación insostenible y el Gobierno debería abrir -como exige nuestro sindicato- un Diálogo Social, como existe en el Estado y en todas las Comunidades autónomas con los sindicatos y las patronales, para resolver problemas muy serios que tiene la sociedad vasca, como es el paro, la precariedad del empleo, los accidentes de trabajo, en fin todos los problemas laborales que existen en el País Vasco y que hay que resolver aquí”.

Méndez se ha referido al bloqueo de la negociación colectiva en Euskadi, que lo ha calificado de problema “muy importante y que corresponde abordar a empresarios y sindicatos”. Este bloqueo lleva a la situación de que en Bizkaia el 91% de los trabajadores estén sin convenio, situación que no sólo hace referencia al 2006, sino que supone que muchos no tienen renovadas sus condiciones laborales desde el 2005 y hasta del 2004.

“Esta situación hay que desbloquear -ha afirmado- y en ello tiene mucha responsabilidad la patronal vasca”.

El Secretario General de UGT se ha referido a la división sindical y a la imagen que se da en las concentraciones tras los accidentes laborales mortales, con una pancarta por cada sindicato. “Cuando debe ser un objetivo común, de todos los sindicatos, el adoptar medidas que preserven a los trabajadores en sus puestos de trabajo”.

Ha dado a conocer el resultado de las inspecciones posteriores a los accidentes de trabajo que “revelan -ha dicho- que en el 96% de las empresas donde se han producido accidentes o no había un plan de riesgos laborales o se ha elaborado de manera superficial o el empresario no había llevado a cabo correctamente las medidas recomendadas. Y a esto hay que responder -manifiesta- con una buena actuación de la fiscalía especial contra los delitos que atentan contra la salud y seguridad de los trabajadores”.

Cándido Méndez ha abordado la reciente reunión de UGT con LAB, de la que ha dicho que responde a una normalización de las relaciones de ambos sindicatos y a una realidad que vivimos en las empresas y sectores del País Vasco, “en tanto en cuanto que firmamos a lo largo de estos últimos convenios con esta central sindical, por lo tanto se trata de adecuar las relaciones sindicales a lo que ocurre en los centros de trabajo”.

En relación con el proceso de consolidar una iniciativa de paz en el Estado, desde el País Vasco, “mantenemos una posición de cautela, pero compatible con consolidar cualquier ámbito que nos permita avanzar hacia la paz. No obstante, lo primero que se debe producir en el Estado y en el País Vasco es que la banda terrorista ETA deje de matar y abandone el terrorismo”.

Normalizar relaciones sindicales

El Secretario General de UGT-Euskadi, Dámaso Casado, ha señalado, durante su intervención, a este mismo proceso de normalización de las relaciones con LAB, como la única forma de avanzar en los derechos de los trabajadores y de evitar la confrontación sindical y lo ha enmarcado en la ronda de contactos que la Ejecutiva de Euskadi ha mantenido con todos los partidos políticos y los sindicatos vascos.

Dámaso Casado se ha referido a las últimas actuaciones de ETA en el País Vasco: “Vamos a seguir pidiendo que deje la violencia y se integre en la parte democrática de la sociedad”.

En su discurso, ha explicado que el Gobierno vasco ha programado numerosos actos ahora que se celebra los 70 años del inicio de la guerra civil, en los que UGT ha pedido que se nos tenga en cuenta, como víctimas y sobre todo como parte de esta sociedad. Al igual que en los actos de conmemoración de la constitución del primer Gobierno vasco, del que formaron parte militantes destacados de UGT.

Durante su intervención ha destacado la importancia de trabajar todos -afiliados y delegados- juntos en las elecciones sindicales, proceso que va a tener una decidida importancia este año -por ser en el que se concentra la mayor renovación de delegados-, con el objetivo de recuperar el sitio que nos corresponde en la sociedad vasca: “Somos el sindicato que defendemos la negociación sectorial a ultranza, preocupándonos por los más débiles, porque en los sectores y en las empresas donde hay una importante representación de UGT tenemos mayor capacidad para negociar y firmar convenios, renovando así año a año las condiciones laborales de los trabajadores”.