- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

El sindicato denuncia el desmantelamiento de la planta que el Grupo Antolin tiene en el parque de proveedores de Daimler Chrysler (Mercedez Benz), en Vitoria

El Grupo Antolin, S.A. es una empresa multinacional con sede central en Burgos, que se dedica a la fabricación de componentes para la automoción. Hace algo mas de 3 años decidió apostar por el proyecto de Mercedes-Benz en Vitoria y monto una planta de fabricación de asientos traseros del modelo NVC2 (Vito-Viano), en el Ipark (Parque de Proveedores).

Comenzó con una plantilla de unos 200 trabajadores, que poco a poco ha ido reduciendo hasta los 90 de la actualidad. Esta disminución no es casual sino es consecuencia del desvío intencionado de gran parte de la producción a la planta que la multinacional tiene en Burgos. Se comenzó la fabricación con 4 tipos diferentes de asientos (Confort, Easy Entry, Individual y Estandar)con sus correspondientes 4 líneas completas de montaje, y en la actualidad quedan 2 líneas no completas (Individual y Estandar), y según la empresa las que menos beneficios económicos generan.

Mucho nos tememos que por los movimientos que observamos de la empresa, el objetivo real es dejar de fabricar en su totalidad en la planta de Vitoria, desviando poco a poco y sin hacer mucho ruido en la sociedad alavesa, la producción a la planta burgalesa.

Para conseguir ese objetivo, la estrategia que la empresa esta poniendo en practica es la de incentivar la salida de trabajadores/as fijos y no contratar en su sustitución a nuevos trabajadores y como consecuencia de esa reducción a los trabajadores que aún quedan se les exige un mayor esfuerzo, que a su vez, esta ocasionando un aumento de bajas laborales (problemas musculares y articulares, tendinitis, etc..) que hace disminuir de nuevo el numero de operarios, volviendo la rueda a empezar

Esa situación le proporciona a la dirección del Grupo Antolin, la falsa excusa ante su cliente Daimler-Chrysler de que los asientos tienen que ser traídos de fuera ya que aquí no somos capaces de cubrir la demanda.

Desde UGT, exigimos a la dirección que pare el desmantelamiento de la planta de Vitoria, reconduzca la situación y se vuelvan a fabricar la totalidad de los asientos que eran perfectamente fabricados en Vitoria, dado que el problema no es la falta de trabajo, sino el traslado de la producción -de manera solapada- a la planta burgalesa.