- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

III Comité Nacional de UGT-Euskadi

El III Comité Nacional Ordinario de la UGT-Euskadi, ha aprobado por unanimidad la siguiente:

RESOLUCIÓN

1.- DIÁLOGO SOCIAL. Trasladarlo a Euskadi, una necesidad urgente

El Comité Nacional de la UGT-Euskadi reafirma la necesidad de trasladar a Euskadi la práctica productiva y útil del diálogo social, instando al Gobierno Vasco a que convoque una mesa por el diálogo social como lugar de encuentro permanente entre los agentes sociales con el propio Gobierno Vasco, con el objetivo de abordar la situación del mercado de trabajo vasco y consensuar actuaciones tendentes a reducir la siniestralidad, favorecer la cualificación de las trabajadoras y trabajadores, reducir la temporalidad y lograr la inserción laboral de los colectivos con mayor dificultad de colocación, además de solucionar el creciente deterioro de la instituciones socio-laborales. En este diálogo social se debe llevar a cabo un balance de los servicios y las políticas públicas ante su actual deterioro y del gasto social del propio Gobierno Vasco, debido al progresivo alejamiento de Europa en el porcentaje del PIB dedicado a protección social. Este balance se tiene que encuadrar en un contexto de crecimiento económico ininterrumpido durante más de una década y en ausencia de políticas redistributivas y de impulso a una mejora en la calidad de empleo.

Por ello hacemos un llamamiento al Lehendakari para liderar el urgente y necesario diálogo social ante la incapacidad del Consejero de Trabajo de ponerlo en marcha.

2.- LA CRISIS DE LAS INSTITUCIONES SOCIOLABORALES

La crisis de las instituciones socio-laborales vascas ( CES, OSALAN, CRL y HOBETUZ ) forma parte de una estrategia donde priman más los intereses políticos soberanistas que dar solución a los muchos problemas de los trabajadores y las trabajadoras vascas que nos son otros que la precariedad laboral, la alta siniestralidad, una negociación colectiva atascada, el acceso a la vivienda …

Para la UGT-Euskadi la participación institucional es un derecho y un deber democrático y forma parte del contenido esencial de la acción sindical. Por ello la participación institucional es fundamental para consolidar la democracia en las relaciones laborales de nuestra Comunidad.

UGT-Euskadi quiere hacer un llamamiento a los sindicatos nacionalistas para que recapaciten, ya que para solucionar los problemas de los trabajadores y trabajadoras vascas hay que hablar, discutir, presionar y acordar con las patronales y el Gobierno Vasco. La estrategia del todo o el nada, convirtiendo el conflicto en regla y el acuerdo en la excepción, está demostrándose que no es lo más eficaz y útil en la defensa de los trabajadores y trabajadoras vascas, que a fin de cuentas, son nuestra razón de ser, la de todos los sindicatos. Y al Gobierno Vasco para que se comprometa a que todas las instituciones socio-laborales sigan trabajando y no utilice la disculpa de la fractura sindical como argumento para legitimar su ausencia en la resolución de la actual crisis.

UGT-Euskadi reafirma su compromiso con el autogobierno y con las instituciones que se derivan de él. Apostamos por seguir trabajando en todas ellas y aprovechar todas sus potencialidades sin que nadie tenga que renunciar a su ideología o a su pensamiento, puesto que para nosotros lo más importante debe ser solucionar los problemas de los trabajadores y trabajadoras vascas.

3.- ALTO EL FUEGO DE ETA. Convertirlo en irreversible, nuestro compromiso

UGT-Euskadi, tras los más de ocho meses del alto el fuego de ETA, manifiesta su compromiso para conseguir hacer imposible la vuelta a la utilización del terror y del chantaje a la sociedad vasca como mejor homenaje a los que han sido asesinados, amenazados y extorsionados por el terrorismo totalitario de ETA.

UGT-Euskadi exige al conjunto de la izquierda abertzale, sindical y política, que deje de hacerse trampas a sí misma y, que de una vez por todas, rechace los actos de violencia que en la actualidad se siguen practicando y trabaje en serio por una sociedad plural en paz y libertad.

4.- NEGOCIACIÓN COLECTIVA

En estos once meses se han firmado 163 convenios para 117.607 trabajadores en Euskadi, lo que sumado a los 210 convenios para 151.044 trabajadores/as que comenzaban el año ya vigentes -procedentes de la negociación de años anteriores- nos lleva a tener 373 convenios vigentes frente a 397 pendientes de negociación para el ejercicio 2006, y el mapa de la negociación colectiva que se observa en cuadro adjunto (*).

Como se puede observar, a pesar de los problemas por todos conocidos para avanzar en la negociación sectorial, proporcionalmente el atasco es mayor en los convenios de ámbito de empresa, ya que en estos está pendiente de negociación el 53% de los convenios (340) para el 62% de las y los trabajadores (unos 97.334).

El problema es que la cifra de negociación pendiente a nivel sectorial es también muy abultada (el 46% de los convenios para el 45% de los trabajadores) y, lógicamente, su afectación es mayor: nada menos que 172.402 trabajadores/as sin haber actualizado sus condiciones laborales para 2006 en los convenios de sector.

Entre estos convenios sectoriales pendientes destacan los convenios del metal de Álava y Bizkaia, que suponen el 38% de esos 172 mil trabajadores (unos 65 mil concretamente).

También tienen elevado peso específico los convenios de Oficinas y Despachos de Bizkaia y Gipuzkoa y la mayoría de los convenios de Comercio de estos dos territorios y alguno de Álava, como el Comercio del Metal.

La peor situación en la negociación la tiene Bizkaia, donde se encuentran aún sin negociar los convenios del Metal, Comercio y Oficinas y Despachos, resultando que el 58% de sus trabajadores con convenios de sector tienen estos sin actualizar, así como el 50,55% de las y los trabajadores de convenios de empresa.

Por todo ello nuestro reto es trasladar a la negociación colectiva las mejoras que posibilitan las últimas reformas legislativas en materia de empleo, contratación, subcontratación, igualdad, salud laboral y formación, entre otras. Nuestras demandas deben de fijarse en tres objetivos fundamentales:

 ESTABILIDAD Y CALIDAD EN EL EMPLEO. UGT- Euskadi va a utilizar la negociación colectiva para aumentar las contrataciones indefinidas y disminuir la contratación temporal, estableciendo límites a su uso y al encadenamiento de contratos , no permitiendo que distintos trabajadores roten en un mismo puesto de trabajo y estableciendo compromisos concretos para la conversión de contratos temporales en indefinidos.

Vamos a aumentar los controles a la subcontratación estableciendo nuevos mecanismos de información y control que aseguren los derechos de las y los trabajadores subcontratados en igualdad de condiciones con los de la empresa principal. A través de su representación donde exista representación y a través de la coordinación entre las representaciones sindicales de la empresa principal y la subcontrata.

 MEJORAR LOS SALARIOS DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS.

Los beneficios económicos empresariales siguen creciendo de forma desmesurada, estas ganancias no se distribuyen equitativamente y se trasladan únicamente al beneficio empresarial negando la participación en las mismas a los trabajadores y empleados públicos vascos, que ven estancadas sus expectativas de crecimiento salarial.

La política salarial para 2007 debe situar como objetivo prioritario la obtención de ganancias de poder adquisitivo, garantizando a través de la negociación colectiva un salario que supere al IPC que efectivamente soporta la clase trabajadora, estableciendo 1.000 euros mensuales como salario mínimo garantizado en cada convenio colectivo.

Establecer igualmente medidas de control que aseguren que no existen diferencias salariales por razón de tipo o duración de contrato, por razón de sexo, edad, etc…

 Otro elemento importante es establecer a través de la negociación colectiva instrumentos de PROTECCION DE LA SALUD LABORAL. Los datos de siniestralidad son preocupantes, durante este año se han producido 63 accidentes mortales en nuestra Comunidad Autónoma, hemos de encontrar instrumentos adecuados para intentar bajar estas cifras en distintos sectores, sobre todo los más implicados como construcción, servicios e industria.

Desarrollar y concretar las facultades de las y los delegados de prevención en relación con la gestión preventiva en la empresa, asegurando la efectividad de los derechos de información sobre la evaluación y planificación preventiva. Potenciando a través de la negociación las funciones del comité de Seguridad y Salud Laboral de las empresas, posibilitando que las y los delegados de prevención tengan la disponibilidad horaria adecuada para realizar su labor.

Regular medidas de formación y sensibilización en materia de vigilancia de la salud y protección en caso de accidente o enfermedad profesional, estableciendo mecanismos de seguimiento de las actuaciones de mutuas y servicios de prevención ajenos.

Establecer protocolos de actuación en relación con los riesgos psicosociales que posibiliten su denuncia y su solución en el seno del Comité.

Posibilitar medidas de participación de las y los trabajadores y empleados que sean incentivadas por parte de la empresa a la hora de establecer buenas prácticas en el trabajo diario colectivo.

5.- ELECCIONES SINDICALES. Otra representación para otra negociación

Ante el importante proceso de Elecciones Sindicales, con una fuerte concentración hasta junio de 2007 con la renovación de más de 5.000 delegados/as, UGT-Euskadi considera que no nos podemos conformar con nuestra representación a pesar del crecimiento experimentado a lo largo del 2006.

El Comité Nacional de UGT-Euskadi renueva su compromiso de concentrar y marcar como prioridad de nuestro trabajo sindica