- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Exigimos la jubilación anticipada para reducir la siniestralidad en las carreteras

Más de medio centenar de delegados de UGT y CC.OO han celebrado hoy en el paso fronterizo de Biriatu por decimo año consecutivo la campaña de concienciación “La fatiga mata”, dirigida principalmente a los conductores de camiones, autobuses y transporte por carretera en general. Esta cita de carácter europeo convocada por UGT y el resto de sindicatos que integran la ITF (Federación Internacional de Trabajadores del Transporte), ha tenido como objetivo denunciar las difíciles condiciones a las que están sometidos los trabajadores de este sector, con cargas y ritmos de trabajo excesivos.

Durante el acto el responsable sectorial de UGT, José Luis García Olazabal, ha denunciado que la siniestralidad en el transporte por carretera se ha cobrado en el 2006 la vida de 283 conductores profesionales, 8 de ellos en Euskadi. “Además, a esto habría que sumar los 384 trabajadores que se vieron involucrados en accidentes de tráfico en Euskadi. La sociedad debe saber que en uno de cada tres accidentes de carretera está implicado un vehículo profesional, ya sea pesado o ligero” advierte el responsable de UGT.

Ante esta situación UGT ha reclamado medidas correctoras como la jubilación anticipada para reducir los actuales indices de siniestralidad, una posibilidad que vendría avalada por la Ley General de la Seguridad Social, mediante la aplicación de coeficientes reductores. Se trata de una medida que ya disfrutan otros colectivos como los mineros o los estibadores debido a las actividades peligrosas, penosas o insalubres que realizan. En este sentido el responsable del sector de UGT ha señalado que un profesional del transporte de entre 60 y 65 años de edad tiene más posibilidades de sufrir un accidente a causa de la fatiga laboral.

En el acto en el que se ha entregado información a los trabajadores del sector acerca de la fatiga, viejo enemigo que año tras año se cobra numerosas víctimas en las carreteras, UGT ha reclamado otras medidas como limitar la jornada efectiva a un máximo de 48 horas semanales y potenciar las inspecciones de control sobre los tiempos de conducción y descanso. Además han exigido que se prohiba de manera expresa la participación de los conductores en las labores de carga y descarga así como habilitar zonas de descanso seguras con condiciones adecuadas de confortabilidad.