- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

1 de Diciembre, Día Mundial de Lucha contra el SIDA: Para UGT es prioritario lograr la plena integración social y laboral de las personas afectadas

Con motivo del Día Mundial de Lucha contra el SIDA, mañana 1 de diciembre, UGT considera prioritario lograr la plena integración social y laboral de las personas afectadas por VIH-SIDA, así como actuar para conseguir la normalización de esta enfermedad en el mundo laboral, asimilándola a otras de carácter común o crónico. En este sentido, mantiene su compromiso de incorporar en los convenios cláusulas que garanticen el empleo y la protección de sus derechos, además de otras actuaciones a través de políticas de igualdad y prevención.

UGT- Euskadi recuerda que las prácticas de algunas empresas de realizar pruebas sin el consentimiento del trabajador son ilegales y atentan contra el derecho de los trabajadores. Y denuncia esta situación, ya que ocasionan despidos encubiertos o niegan el acceso al empleo. Estas pruebas son ilegales e innecesarias y atentan contra los derechos de los trabajadores.

Según el último informe del programa Común de Naciones Unidas sobre VIH-SIDA (ONUSIDA), España se encuentra entre los primeros países europeos con más enfermos de SIDA. Las estimaciones hablan de cerca de 140.000 enfermos en nuestro país, si bien desde 1996, según el Plan sobre SIDA, las nuevas infecciones han descendido entre 2.500 y 3.500, lo que supone el76%.

Si atendemos a la vía de contagio de VIH, en los últimos años en nuestro país, se muestra un cambio de tendencia. Si bien en los años 90 casi la mitad de las infecciones se debía a la mala práctica de compartir jeringuillas, el 30% por prácticas heterosexuales con riesgo y un 15% en homosexuales sin protección, ahora en la actualidad, la mitad de los nuevos diagnósticos se dan entre heterosexuales, cerca de un 30% por relaciones homosexuales sin protección y el resto por compartir jeringuillas.

Ser portador o portadora del VIH continúa siendo un serio problema para acceder al trabajo, a la libre circulación, a una vivienda digna, e incluso, a recursos públicos, situación que se agrava cuando se trata de personas con mayor vulnerabilidad, bien sea por razón de etnia, procedencia, sexo o forma de vida. La población migrante, homosexual, transexual, la privada de libertad o que ejerce la prostitución; usuarios y usuarias de drogas, personas bajo el umbral de la pobreza todavía viven situaciones de estas características. Las situaciones de discriminación se agravan aún más en el caso de las mujeres.

Lamentablemente, en la CAPV, la contribución económica asignada al Plan del Sida no ha sufrido variación alguna en los últimos años. Parece necesario crear o revisar los mecanismos oportunos para que las políticas en este sentido se dirijan de manera más específica y eficaz a la normalización de la enfermedad ante la sociedad, por un trato sin diferencias de las personas con VIH, contribuyendo de manera determinante al cambio social deseado y necesario en términos de justicia social.

Para UGT es prioritario combatir la discriminación de las personas afectadas por el virus, debiendo facilitar el acceso de estas personas a todos los recursos sociales, facilitando información y herramientas legales para su defensa.

Si nos centramos en el ámbito laboral, vemos que el VIH/SIDA sigue generando desconfianza y rechazo por miedo a un posible riesgo al contagio, a pesar de que no suponen riesgo alguno, ya que las únicas prácticas consideradas de riesgo son completamente ajenas a la relación laboral.

Debemos detectar y denunciar las situaciones discriminatorias y de exclusión que se puedan producir en ámbitos sociales y laborales, velando por la igualdad en el acceso en el empleo, el mantenimiento del puesto de trabajo, la compatibilidad de su actividad laboral con la asistencia a los tratamientos
médicos específicos, y la reinserción de estos trabajadores. Además se deben introducir cláusulas garantistas en los Convenios Colectivos para evitar los despidos indiscriminados y la protección de sus derechos.

UGT mantiene el compromiso de incorporar en los Convenios Colectivos los contenidos esenciales para una intervención sindical en caso de que haya trabajadores afectados para lograr su inclusión social mediante políticas tendentes hacia la igualdad y la prevención, y el diseño de acciones preventivas de situaciones de exclusión y la minimización de sus consecuencias una vez hayan aparecido.

Para UGT es fundamental prevenir e informar sobre las formas de contraer el VIH/SIDA, así como sensibilizar a la población en general de los riesgos que existen, de la importancia del uso del preservativo en sus relaciones sexuales y de no compartir las jeringuillas en el consumo de las drogas intravenosas, junto con el análisis de situaciones que pueden provocar la discriminación y/o exclusión social de los trabajadores/as afectados por el VIH/SIDA.

Debemos actuar para conseguir la normalización de esta enfermedad en el mundo laboral asimilándola a cualquier otra de carácter común y crónico, que en caso de afectar al desarrollo del trabajo pueda ser objeto de una incapacidad de acuerdo con la normativa vigente.