- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Las políticas liberalizadoras impulsadas por Bruselas pueden conllevar un deterioro de los servicios ferroviarios

Día Internacional de Acción de los ferroviarios

Más de 200 sindicalistas del sector ferroviario han celebrado hoy, por noveno año consecutivo la jornada de Acción Internacional Ferroviaria, con sendas concentraciones en la estación de Renfe en Irún y posteriormente en la estación SNCF de Hendaya. Esta cita de carácter europeo convocada por UGT y el resto de sindicatos que integran la ITF (Federación Internacional de Trabajadores del Transporte) ha contado además con otras concentraciones en puntos fronterizos, como la llevada a cabo en Port-Bou (Cataluña).

Bajo el lema “luchando por el futuro de los ferrocarriles”, representantes de UGT, CC.OO y el sindicato francés CGT, han denunciado el impacto que las políticas liberalizadoras impulsadas por Bruselas están teniendo sobre los ferrocarriles de Europa en general.

Durante las concentraciones los responsables de UGT han mostrado su preocupación ante este tipo de políticas que pueden conllevar un deterioro de los servicios ferroviarios, con una importante perdida de calidad y seguridad de los mismos. Para UGT la liberalización del transporte por ferrocarril, hasta el momento, no solo no ha demostrado ningún beneficio para la ciudadanía sino que por el contrario ha contribuido ha que se produzca un sensible incremento de los precios y un empeoramiento de los servicios ofertados a los ciudadanos.

Los responsables sindicales han destacado además que esta privatización puede provocar una importante perdida de puestos trabajo así como el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores del sector. “Los grandes grupos empresariales absorben o compran a otras empresas, creandose grupos transnacionales con gran capadidad de presión para hacer valer sus condiciones. Instaurandose así, una competencia basada en el ahorro de costes, en lugar de en la oferta y calidad de los servicios”.

Por este motivo los sindicatos han exigido que se ponga freno a aquellos procesos liberalizadores en los que no se cuente con un modelo consensuado entre administraciones públicas, trabajadores y empresas, en el que prevalezca la formación, la profesionalidad y la seguridad de los trabajadores. Para los responsables de UGT resulta primordial apostar por garantizar el desarrollo sostenible del propio ferrocarril, es decir, mantener un ferrocarril público, social y de calidad, ya que se trata de un servicio esencial para la sociedad, con un importante efecto vertebrador de los territorios y que favorece la movilidad de los ciudadanos.