- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

La Federación de Enseñanza de UGT reclama a la Ministra que la Educación sea una prioridad en la gestión del nuevo Gobierno

Una vez conocida la composición del nuevo gobierno, desde UGT-Enseñanza queremos, en primer lugar, felicitar a Mercedes Cabrera por su nombramiento como Ministra de Educación, Asuntos Sociales y Deportes y a todo su equipo. Desde nuestra organización esperamos que la resolución de los problemas se solucionen en base al consenso y a la negociación.

Desde UGT-Enseñanza observamos, en cambio, con tremenda preocupación la decisión adoptada por el Presidente del Gobierno de la creación del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación, por cuanto va a dar cabida a una parte de la antigua gestión del desaparecido Ministerio de Educación. La Federación de Trabajadores de Enseñanza (FETE) de UGT no coincide con la segregación que se ha hecho con la Universidad, ya que rompe con la planificación educativa, en su conjunto, y traslada a la sociedad y a las CCAA la idea de un Ministerio débil.

Otra de las sorpresas para UGT-Enseñanza, es la unión de las políticas sociales en el área de gestión de educación. Consideramos que la educación es un derecho que se ejerce, desde los 0 años hasta lo largo de toda la vida con un carácter eminentemente educativo, tal como reconoce la LOE.

Para La Federación de Enseñanza de UGT la educación es una prioridad en la gestión de cualquier Gobierno porque a través de ella se cohesiona a la sociedad, se apoya e integra al que tiene dificultades y se eleva el nivel de cualificación de los ciudadanos de un país. Por todo ello, el Gobierno debe mostrar su fortaleza en este terreno, ya que en esta legislatura que comienza se van a desarrollar las leyes en las diferentes CCAA y es ahí cuando el Ministerio tiene la obligación de realizar un gran esfuerzo de coordinación en política educativa.

En esta nueva legislatura son muchos los temas pendientes en materia educativa, entre otros, el Ministerio deberá sentar las bases para consolidar la escolarización en el tramo 0-3 años, está pendiente la revalorización de la Formación Profesional y las medidas de apoyo y refuerzo orientadas a reducir el fracaso y el abandono escolar y además, deberá resolver los problemas que tienen los centros para desarrollar el bachillerato flexible.

Además, desde nuestra organización seguiremos demandando, como cuestión de Estado, el que se dote de estabilidad al sistema educativo, buscando para ello el consenso entre toda la comunidad educativa. El Gobierno deberá trabajar por la estabilidad de la educación, meta imprescindible si queremos avanzar hacia una enseñanza de auténtica calidad.

UGT-Enseñanza entiende que, con la fractura que se ha producido dentro del Ministerio de Educación, va a ser muy difícil alcanzar cualquiera de estos objetivos, puesto que la nueva situación planteada no hace más que confirmar la idea de debilidad de un Ministerio que debe liderar la educación de este país.

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT manifiesta que a pesar del malestar de nuestra organización por esta, a nuestro juicio, equivocada decisión, este sindicato, siguiendo la línea ideológica y sindical que nos caracteriza, acudirá a las negociaciones con responsabilidad, defendiendo por encima de todo, los intereses de los trabajadores de la enseñanza a los que representamos.