- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Encuentro de delegados de Prevención de UGT con la Fiscal Coordinadora de Siniestralidad Laboral de Euskadi

La Fiscal coordinadora de Siniestralidad Laboral de Euskadi, Edurne Miranda, ha mantenido un encuentro con más de un centenar de delegados de prevención de UGT, el 28 de abril, con motivo del Día Internacional de la Seguridad y Salud Laboral, en la sede del sindicato, en Bilbao, acompañada por la responsable de Salud Laboral de UGT Pilar Collantes y el Secretario General de UGT-Euskadi, Dámaso Casado.

La Fiscal coordinadora de Siniestralidad Laboral en el País Vasco fue nombrada en enero del 2007, forma parte de la red de fiscalías especializadas en esta materia del Estado, que actúan en colaboración con la Inspección de Trabajo.

Edurne Miranda hizo un balance del primer año de funcionamiento de la Fiscalía, durante el que se incoaron un total de 19 procedimientos en relación a accidentes laborales mortales y en los que se encontraron indicios que podían ser constitutivos de delito de homicidio imprudente. Asimismo, se dictaron 16 sentencias, de las que 12 fueron condenatorias y solamente cuatro absolutorias. Las sentencias establecen penas de cárcel de entre seis meses y tres años, fuertes multas y periodos de inhabilitación profesional.

En la actualidad, la Fiscalía tiene en trámite en Bizkaia cerca de 200 procedimientos de ejercicios anteriores, que casi siempre se han iniciado tras un accidente laboral y sólo en dos ocasiones se inició un procedimiento por un presunto ‘delito de riesgo’ como consecuencia de sendas denuncias de las Inspección de Trabajo.

Edurne Miranda confía en que en el futuro se puedan incrementar este tipo de actuaciones, que tienen ‘un mayor valor preventivo’, como consecuencia de denuncias de otras instancias, como los sindicatos.

Denuncias preventivas

Dámaso Casado, Secretario General de UGT-Euskadi ha explicado que la reunión con la fiscal tenía por objeto insistir a todos los delegados de prevención en la necesidad de exigir el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) y que la falta de denuncias sindicales sobre riesgos laborales se debía a la falsa creencia de que los delegados de seguridad podrían ser imputados como corresponsables del hecho denunciado.

Ha advertido que en lo que va de año ya han fallecido en Euskadi 24 personas en su puesto de trabajo y que UGT-Euskadi va a ‘luchar permanentemente contra la siniestralidad laboral, porque la salud y la seguridad están por delante de otras reivindicaciones’.

Ha insistido en la necesidad de la unidad de acción sindical en la lucha contra la siniestralidad, “No es posible que se sigan utilizando las siglas de los sindicatos, por separado o enfrentados, cada vez que haya un muerto en accidente laboral”.

Tras la reunión con la fiscal, los delegados de UGT se concentraron ante la sede de la central en Bilbao, para protestar por las altas cifras de la siniestralidad laboral en Euskadi y para reclamar una mayor implicación del Gobierno Vasco en esta materia.

Concurso fotografía

El encuentro, con motivo del 28 de abril, finalizará con la entrega de premios del II Concurso de Fotografía que organiza el Gabinete de Salud Laboral de UGT-Euskadi, en la que éste año han resultado premiados los siguientes trabajadores, que han sabido captar las situaciones de riesgo en diferentes puestos de trabajo:

El primer premio ha sido para Oscar González Ladero, por su serie de fotografías bajo el título “Carretillas porta-todo”, a quien se le ha obsequiado con una cámara fotográfica.

El segundo premio para María Eugenia Barandilla, por las fotografías de denuncia titulada “Cómo está quedando el Txiringuito”, premiada con una PSP portátil.

El tercer premio ha sido para Ricardo Díez Sebastián, por la serie “Tanta limpieza… no tiene que ser buena”, obsequiado con un marco de fotos digital.

Evaluaciones de riesgos laborales en todos los centros educativos

Por su parte, la Federación de Trabajadores de Enseñanza de UGT ha denunciado el incumplimiento sistemático de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) en el sector de la enseñanza y reitera el derecho que asiste a los trabajadores/as de los centros escolares de poder realizar su actividad profesional en condiciones laborales que no perjudiquen su seguridad e integridad física, psicológica y social. El colectivo docente es uno de los principales afectados por trastornos de origen psicosocial; de hecho, el 64% de los profesionales de la enseñanza los percibe como la causa principal de riesgo.

Para poder hacer efectivo ese derecho, recogido no solo en la LPRL, sino en la propia Constitución Española -que establece como obligación de los poderes públicos el velar por la seguridad e higiene en el trabajo-, FETE-UGT demanda la realización de evaluaciones de riesgos laborales en todos los centros educativos, que deben incluir la incidencia de los riesgos psicosociales, de tan amplia incidencia en el sector.

Una vez detectados los riesgos existentes, no debe paralizarse la actividad preventiva, de modo que se quede en una mera formalidad administrativa, sino que es imprescindible adoptar las medidas preventivas necesarias para eliminar o minimizar tales riesgos, así como dotarlas de los medios necesarios para llevarlas a cabo, definir quién las va a realizar y supervisar que se realizan de forma correcta.

Además de la inclusión de las enfermedades de origen psicosocial como el estrés o la depresión en el cuadro de enfermedades profesionales, nuestro sindicato reclama la creación de protocolos de actuación que especifiquen claramente los pasos a seguir y las distintas responsabilidades y competencias en los supuestos de acoso en el trabajo, ‘bulling’ o maltrato entre adolescentes o situaciones de violencia en las aulas.

Consideramos que en todos los centros educativos debe potenciarse la figura del trabajador/a responsable de la prevención de riesgos laborales, a fin de lograr el cumplimiento efectivo del derecho de los trabajadores a participar en la prevención de riesgos en su lugar de trabajo.

Es necesario, asimismo, formar a los trabajadores de la enseñanza en la prevención de riesgos laborales, a través de formación específica sobre cómo realizar su tarea de forma segura y sobre medidas preventivas a aplicar para los riesgos de su puesto de trabajo, así como mediante la introducción del área de salud laboral en la formación inicial del profesorado.

Finalmente, creemos importante introducir el área de salud laboral en el currículo escolar de todas las etapas educativas, de acuerdo con el preámbulo de la LPRL y el Plan de choque contra la siniestralidad laboral (1998). Esto permitiría que, desde las primeras etapas de su desarrollo educativo, los alumnos se familiarizaran con la seguridad y salud en el trabajo e interiorizaran hábitos de conducta seguros.