- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Es momento de apostar por políticas que den estabilidad al empleo y no por facilitar la vía del despido como hace la reforma laboral

UGT-Euskadi reclama del Ejecutivo autónomo medidas en la dirección de fomentar el trabajo estable, después de que los datos del paro en el mes de setiembre en nuestra Comunidad autónoma sigan siendo negativos, que con 1.256 personas desempleadas más haya subido un 0.97% con respecto a agosto y sitúe en 130.549 los parados en Euskadi.

Felipe García, Secretario de Formación y Empleo de UGT-Euskadi, observa con preocupación las tendencias del empleo en los últimos meses en la CAV donde se instala la precariedad y la temporalidad: “La contratación sigue dando datos en dirección contraria a la estabilidad, dado que sólo el 8,18% de los contratos del últimos mes son indefinidos (5.805) frente a los 65.103 temporales”.

Para Felipe García los datos ponen de manifiesto la ineficacia de la reforma laboral aprobada, ya que no cambia la tendencia de la temporalidad de nuestro mercado laboral. Esta reforma laboral no va a romper la dualidad entre trabajadores temporales e indefinidos. La crisis económica que sufrimos es la que aceleró la caída de la temporalidad y la recuperación económica propiciará un nuevo aumento de la temporalidad.

Por eso urge al Gobierno vasco a adoptar “junto con los agentes sociales, acuerdos que premien la estabilidad y discriminen la temporalidad”.

“En Alava se sigue destruyendo empleo, con un incremento de desempleados del 2,20%, y el paro baja en todos los sectores menos en servicios y los desocupados sin empleo anterior, lo que pone de manifiesto que la reforma del Gobierno central está muy lejos de proteger el empleo de los más débiles, como son los trabajadores del sector servicios, que soportan mayores tasas de temporalidad”.

UGT-Euskadi pone también de manifiesto la situación por la que atraviesa el colectivo de trabajadores inmigrantes, que en el último mes han incrementado las cifras del paro en un 2,8% (410), lo que “supone que el 33% de los nuevos desempleados son inmigrantes”.

Felipe García advierte que es el momento de apostar por políticas activas que estén dirigidas a fortalecer y proteger el empleo, no en el sentido de la reforma que facilita el despido. “Esto se está viendo en el sector servicios donde ya está comenzando la aplicación de la reforma vía despidos”.