- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

UGT- Enseñanza exige la dimisión inmediata de Javier Nogales, Jefe de Gabinete de la Consejera de Educación, Isabel Celaá

Hoy, 26 de enero de 2012, se reunió, a petición de UGT, la Comisión Paritaria del Acuerdo de Condiciones de Trabajo del Personal Funcionario Docente No Universitario de Euskadi, para tratar, entre otros puntos, de la suspensión de primas de jubilación al personal de educación. Vemos que, mientras a los docentes se nos congela el salario, se nos suprimen las aportaciones a la EPSV Itzarri y la prima por jubilación voluntaria a los 60 años, como compensación a las cantidades que se dejan de percibir hasta los 65 años, altos cargos de la Administración, entre los que se encuentran Parlamentarios vascos, Directores generales y el Jefe de Gabinete de la Consejera, Javier Nogales, ex Secretario General de CCOO de Enseñanza, se blindan la prima para cobrarla cuando dejen el puesto que ocupan como cargos de confianza. UGT ha pedido información al respecto, a lo cual la Administración ha contestado diciendo que era perfectamente legal. UGT está totalmente en desacuerdo con la respuesta recibida y les hemos hecho ver que no se ajusta a lo redactado en el Convenio, por lo que manifestamos nuestro más profundo rechazo.

Se da la circunstancia que en una operación de “torticeo administrativo”, están en situación de jubilados a todos los efectos, mientras que siguen ostentando sus cargos respectivos y cobrando altas remuneraciones por los mismos.

No es comprensible que, mientras en la CAV tenemos miles de parados haya quienes, estando jubilados, sigan trabajando para la Administración y que, además, perciban el complemento por jubilación voluntaria que el Gobierno de Patxi López suspende para el resto de los funcionarios, además de que ese complemento es, precisamente como compensación de las cantidades que dejarían de percibir hasta los 65 años por dejar su puesto de trabajo.

Luis Santiso, Secretario General de la Federación de Enseñanza de UGT-Euskadi, manifiesta el estupor que le produce que exsindicalistas, como Javier Nogales sean insensibles a los recortes en los servicios públicos, aplicándose para ellos medidas de las que privan al resto de los trabajadores. El cobro de una prima por jubilación voluntaria solo tiene sentido cuando se deja de estar en activo y como medida compensatoria de minoración de las cantidades que dejaría de percibir al acogerse a una jubilación anticipada. Nunca por seguir trabajando.