- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

UGT rechaza la gestión de Elkarkidetza-EPSV

Los representantes de UGT han votado en contra del Informe de Gestión, las Cuentas Anuales y el porcentaje de gastos de administración presentado, esta mañana, en la Asamblea General de ELKARKIDETZA-EPSV y ha mostrado su rechazo tanto a la política de inversiones como a los gastos de gestión y a la falta de transparencia de la entidad sobre los datos del colectivo y de instituciones adheridas.

UGT advierte que seguirá vigilando para garantizar que las instituciones y empresas públicas .485 según el informe presentado hoy- cumplan con las obligaciones contraídas con los socios que son 27.000 trabajadores públicos. Por ello, ha instado a instituciones (Ayuntamientos y Diputaciones) y empresas públicas que forman parte de la entidad, a que retomen y mantengan las aportaciones a la EPSV.

Los representantes de UGT califican de errónea la política de inversiones del 2011, que ha provocado una pérdida patrimonial de 14,6 millones al final del ejercicio, al registrarse una rentabilidad negativa del (-1,98%), ocasionando una grave reducción de la cobertura de solvencia de 6,63 puntos menos que en 2010, pasando del 20,66% al 14,03%.

Durante la reunión UGT ha censurado que se informe de una disminución de los gastos de gestión cuando su importe ha pasado de 2.442.000 euros en 2010 a 2.493.000 euros en 2011, lo que supone un incremento del 2%. Y ha denunciado también la información contenida en el Informe de Gestión y en la Memoria: Las cifras aportadas ocultan que se ha producido un descenso en el número de socios cotizantes de 128, lo que representa una reducción del 0,62%, así como que se ha producido un aumento de 251 socios en suspenso con un incremento del 11,3%. También se obvia dar la cifra total de instituciones en 2011, y tras reclamar datos complementarios, a última hora la dirección ha informado que son 485 instituciones partiendo de 488 en 2010.

UGT ha planteado en la Junta de Gobierno y en la Asamblea General la necesidad de que los cargos de presidente y vicepresidente sean no retribuidos, y que la gestión sea desempeñada por un director general contratado al efecto de acreditada experiencia, profesional y no inmerso en conflicto de intereses. Y ha considerado saludable que por fin se haya producido el relevo en el cargo de presidente.