- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

UGT-Euskadi defiende mantener el Estado de Bienestar, con un sistema tributario en base a criterios de igualdad y progresividad

En su comparecencia en las Juntas Generales de Gipuzkoa, UGT-Euskadi ha defendido, esta tarde, el Estado de Bienestar, que “debe ser la máxima del sistema tributario, en base a criterios de igualdad y progresividad,” en un momento en que atravesamos una grave crisis, que “ha llevado a un conjunto de ajustes y recortes de derechos, que están afectando con especial virulencia a las capas sociales más desfavorecidas y al conjunto de la clase trabajadora”. También ha mostrado el rechazo del sindicato a la amnistía fiscal, que “incita a los contribuyentes honrados a unirse a las filas de los defraudadores”.

Raúl Arza, Secretario de Organización de UGT-Euskadi, ha señalado que en un momento como el actual no es concebible que el conjunto de ingresos provenga vía IRPF, o lo que es lo mismo, de las nóminas de los y las trabajadores/as por cuenta ajena. “Se trata de que un conjunto de actores sociales arrime el hombro, cada cual en su justa medida.”

Durante su intervención se ha referido al impuesto de sociedades, sobre el que ha pedido revisar todo el sistema, ya que se trata de un impuesto esencialmente para grandes empresas y la mayoría de las sociedades pagan poco o nada, como se demuestra, en el caso de Gipuzkoa, que sólo 90 empresas pagan el 45% de lo recaudado por este impuesto. “Es necesario revisar todo el sistema del impuesto de sociedades, para que se acerque el tipo efectivo, que se sitúa entre el 12 y el 13%, al tipo real del impuesto, que es un 28%”.

Ante estos datos, Raúl Arza ha defendido suprimir las distorsiones de un sistema en el que el fraude es sencillo: “El impuesto de sociedades tiene varios problemas, uno es que muchos contribuyentes están utilizando su normativa y falta de control para eludir el pago del IRPF, por la vía de considerar sus gastos personales como gastos empresariales, y otro, es la ocultación de ingresos y sobreestimación de gastos.”

Reconociendo que hay empresas que atraviesan en esta crisis una situación delicada, por la falta de crédito y los impagos, asegura que es necesario un ajuste de dicho impuesto, con el fin de garantizar servicios esenciales como la sanidad y la educación a la comunidad.

“Es urgente reconsiderar todo el sistema tributario global -ha mantenido-, con el objeto de mejorar la recaudación del erario público y su progresividad”. Para ello, UGT propone recuperar figuras tributarias desaparecidas y rediseñar el impuesto de sociedades, para que se reinviertan los beneficios y se prime así la inversión productiva, el empleo y la formación, eliminando deducciones y bonificaciones, para simplificarlos, evitar duplicidades y planificaciones fiscales abusivas.