- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Raúl Arza advierte de la grave situación que genera la reforma laboral, por lo que “todos tenemos la obligación de retomar la negociación de los convenios”

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, ha advertido esta mañana, en una entrevista en Radio Euskadi, sobre la grave situación que está generando la reforma laboral, por el efecto denominado ‘7 de julio’, fecha en la que quedaron sin vigencia convenios que afectan a 227.000 trabajadores, a los que se unirían otros 123.000 trabajadores al finalizar el año: “Venimos denunciando que esto va a influir en el conjunto de la sociedad, porque bajar salarios va a influir de forma importante en la recaudación fiscal y, por tanto, en los servicios públicos”. Por ello, Raúl Arza ha hecho un llamamiento a la negociación de convenios: “Todos tenemos la obligación de retomar la negociación”.

Durante la entrevista, Raúl Arza ha manifestado que el sindicato va a llevar a cabo, y ya ha iniciado, la defensa jurídica de los trabajadores que hasta ahora estaban en activo para pelear por las condiciones más ventajosas para ellos. “Pero, los que van a sufrir en primera persona la rebaja de las condiciones de trabajo son ‘las nuevas incorporaciones’, es decir los jóvenes y aquellos que cambian de empleo. Tenemos que tener en cuenta que el 96% de los contratos son temporales y eso significa que tenemos una gran rotación en el mercado laboral. Y esta es una recomendación de las patronales: las nuevas incorporaciones a la nueva regulación”.

Engañados por la patronal

El Secretario General de UGT-Euskadi ha señalado que “nos hemos sentido engañados por la patronal vasca, que nos decían que teníamos otro modelo de empresa, bajado en unas relaciones laborales y unos convenios con los mejores salarios y jornada… Pero ahora hemos visto que en cuanto han tenido la oportunidad de bajar salarios y aumentar jornada lo han hecho y nosotros decimos que nuestras empresas no pueden basar la competitividad en base a bajos salarios y altas jornadas laborales”.

Respecto al debate en el Parlamento vasco sobre la reforma laboral, Raúl Arza ha manifestado que para UGT es importante el “tirón de orejas” que se le ha dado por parte del Gobierno vasco a la patronal vasca, que “se enrocó en cuestiones que se ha visto en donde se negocia que no tienen ningún problema, como es la ultraactividad. En los convenios no hay que regular todas las condiciones. Nosotros no hemos entendido por qué esa obstinación de la patronal por el arbitraje obligatorio. Ningún convenio regula el despido ni los ERES. El convenio no puede ir en contra de la Ley y la ultraactividad es parte dispositiva y además se ha demostrado que se ha negociado. Esperamos poder llegar a un acuerdo interconfederal que permita a los convenios seguir con vigencia”.

Los trabajadores demandan unidad sindical

Raúl Arza ha advertido que es una demanda de los trabajadores la unidad de acción sindical, al menos si las movilizaciones que se convocan no son unitarias, que sean lo más coincidentes posibles.

“La unidad de UGT con CCOO y LAB, más que una unidad de acción es una unidad de diagnóstico. Defendemos ámbitos complementarios, sectorial y de empresa. La negociación sectorial es para nosotros una paraguas o un suelo para los trabajadores/as en sus propias empresas. Son ámbitos complementarios, porque hay que tener en cuenta que en Euskadi sólo hay 900 empresas con más de 100 trabajadores y la capacidad de movilización y negociación en empresas con 8, 10 ó 12 trabajadores no va a ser tan contundente”.

Arza ha manifestado que aquí se hace ostentación de la diferencia entre los sindicatos, pero en estos momentos es importante buscar los puntos de encuentro entre los cuatro grandes sindicatos, ponernos de acuerdo ante la situación actual.

“El responsable máximo de la reforma laboral -afirma- es el PP, autor material de la misma, que ha puesto una pista de aterrizaje a la patronal y eso, no nos podemos engañar, sólo se puede cambiar en el Parlamento. No se puede hacer alarde de decir que se ha minimizado la reforma en 6 ó 7 empresas, cuando entre todas ellas sólo afecta a 100 trabajadores.

“La apuesta importante es renovar los convenios de sector, como en el caso de los de Metal, que afecta a 150.000 trabajadores”, asegura Raúl Arza, quien ha continuado diciendo que en estos momentos existe una posición coincidente de Confebask y ELA para ver lo que da de sí el convenio de empresa por empresa, pero en ese ámbito se pueden negociar más de 100 convenios y el número de personas afectadas ser muy bajo con respecto a los sectoriales”.

El Secretario general de UGT-Euskadi ha reiterado que la situación es suficientemente grave y ha hecho un llamamiento a retomar las negociaciones de los convenios.

La entrevista finalizaba con una pregunta sobre el futuro de los astilleros y las negociaciones abiertas por el Gobierno vasco. En este sentido, Raúl Arza ha afirmado que que “para UGT es clave conseguir una seguridad jurídica a los inversores. Nosotros eramos partidarios de que la resolución sobre las ayudas se hubiera resuelto con un trato igual a los astilleros franceses, sin devolución, pero esa decisión está ahora en la competencia del Gobierno central. Ahora es necesario dar seguridad jurídica a los inversores que posibiliten la construcción de buques, con nuevas alternativas que complementen el trabajo de los astilleros”.