- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

UGT demandará al Parlamento vasco que tome decisiones ante los recortes, privatizaciones y destrucción de empleo en Osakidetza

Viernes, 30 mayo de 2014

La Secretaria General de la Federación de Servicios Públicos (FSP), de UGT-Euskadi, Arantza Agote comparecerá de nuevo el lunes en la comisión de Sanidad del Parlamento Vasco, a petición de EH-Bildu, y exigirá al Parlamento vasco tomar decisiones, unir fuerzas a favor de los servicios públicos.

“Deben adoptar medidas para frenar las privatizaciones de servicios, recortes y destrucción de empleo, para mejorar la calidad asistencial sanitaria”.

La comparecencia se llevará a cabo el próximo lunes, 2 de junio, a las 9.30 de la mañana, y en ella la representante de UGT va a exponer la necesidad de “defender a ultranza los servicios sanitarios públicos ante las políticas que está desarrollando el Gobierno vasco, que suponen un deterioro del empleo, de la calidad y del mantenimiento del proprio Estado de Bienestar”.

UGT va a expresar el rechazo del sindicato ante políticas de recorte, copago, privatizaciones y externalizaciones de servicio. Asimismo, va a denunciar que el Gobierno vasco respalda a los dirigentes de la Administración Sanitaria Vasca impidiendo la negociación colectiva en las mesas sectoriales y convirtiendo las mismas en puro trámite informativa.

“Vamos a denunciar -afirma Arantza Agote- que estos recortes no sólo afectan al poder adquisitivo de los empleados públicos, sino que también se han aumentado las listas del paro con los eventuales e interinos, que al no contratarlos para sustituciones estamos incidiendo directamente en la calidad del servicio”.

Arantza Agote advierte que el Parlamento debe adoptar medidas para paralizar una privatización encubierta de la sanidad pública vasca y la reversión de los servicios ya privatizados. “Se debe respetar las mesas de negociación y cesar en las políticas de recorte que han ahondado en el aumento de la jornada, la eliminación de licencias y permisos, que han derivado en la destrucción de empleo y en el aumento de cargas de trabajo en los profesionales de Osakidetza, penalizando aún más a los mayores”, a la vez que recuerdan que la plantilla de Osakidetza tiene una media de 55 años.