- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

La Federación de Enseñanza de UGT- Euskadi denuncia la inseguridad e incertidumbre que genera la puesta en marcha de la LOMCE, en el inicio del nuevo curso escolar

La implantación de la LOMCE que comienza este curso 14/15 y la persistencia de recortes educativos están marcando el inicio del mismo.

Empieza la implantación de la LOMCE en 1º, 3º y 5º de Primaria, niveles a los que se incorporan este año cerca de 60.000 escolares de 6 a 10 años y en 1º de FP Básica, afectando en total a unos 360.000 alumnos/as de Infantil a Bachillerato y FP.

Su implantación genera inseguridad e incertidumbre en los centros escolares. El profesorado se ha visto inmerso y apremiado en implementar los cambios normativos de currículos, de cambio de asignaturas, con una mayor carga de trabajo… Esto se agrava además con decisiones que ha de tomar la comunidad educativa para el cambio adaptando los materiales didácticos a las nuevas materias, complicando todavía más la organización de los centros en el inicio del curso.

El Departamento de Educación ha logrado esquivar la implantación de la FP Básica con la puesta en marcha de los programas de {Formación Transitoria Inicial}. Sin embargo, no ha podido evitar aplicar unos cambios mínimos pero importantes en {Primaria}. En ésta se debe debe implantar la asignatura {Valores Sociales y Cívicos} (cuyos contenidos aún están por fijar), {Religión} contará para la media, habrá una evaluación externa sin efectos curriculares en 3º de Primaria y se evaluará de forma diferenciada {Ciencias Sociales} y {Ciencias Naturales}, aunque en la práctica se seguirá impartiendo {Conocimiento del Medio}.

Tal como viene sucediendo en los últimos años las noticias escolares de inicio de curso corroboran las deficiencias que viene sufriendo la educación: el aumento de las ratios, la pérdida de puestos de trabajo en los centros docentes, la supresión de becas y ayudas de libros y comedores, la disminución de recursos para el funcionamiento de los centros, disminución de proyectos de atención a la diversidad, además de la falta de inversión en infraestructuras y materiales escolares, son sólo una pequeña muestra de las medidas de ajuste a las que se está sometiendo al sistema educativo y al funcionamiento de los centros.

A esto hay que añadir las situaciones del profesorado interino. Los despedidos del sistema, los que sufren el retraso de su contratación y los que malviven con contratos parciales, contratos por horas, itinerancias, etc, todo ello convierte en caótico el inicio de curso.

No hay que olvidar que en los últimos cuatro años se han perdido más de 40.000 docentes en la enseñanza pública de todo el Estado, por la reducción de profesorado interino, la reducción de plantillas en los centros, la supresión de apoyos y programas educativos, la disminución o supresión de las ofertas de empleo público y la no cobertura de las jubilaciones y las bajas médicas entre otras causas.

Joseba Ander Muñoz, Secretario General de FETE – UGT Euskadi, denuncia también que las condiciones sociolaborales de los trabajadores de la enseñanza, año a año, son peores: pérdida del poder adquisitivo, restricciones en la formación permanente, incremento de carga lectiva, penalización por bajas médicas, supresiones y desplazamientos del puesto de trabajo.

FETE – UGT Euskadi realizará todas las medidas de presión que considere oportunas para exigir que la educación sea considerada una prioridad, para que se paralicen y reviertan los recortes y para que los profesionales del sector recuperen todo lo que se les ha hurtado.