- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Leve descenso del desempleo, que obliga al Gobierno vasco a replantearse medidas y planes de empleo industrial

Martes, 3 de marzo de 2015

UGT-Euskadi considera que en el mes de febrero se ha producido un leve descenso del desempleo en nuestra Comunidad, según datos de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo, dados a conocer hoy. “Esta situación obliga al Gobierno Vasco a replantearse su política de empleo.

“Reclamamos políticas industriales que protejan la industria vasca. No es momento de parches. Es momento de dar un paso adelante en la política de empleo estable. Euskadi no puede estar décadas con una tasa de desempleo que lastre nuestra economía”.

Felipe García, responsable de Empleo y Formación de UGT-Euskadi asegura que el “un descenso del 0,74% , con respecto al mes anterior, en lo que dicen escenario de recuperación, condena a miles y miles de trabajadores vascos a un futuro incierto. A este ritmo, harían falta décadas para salir de las altas tasas de desempleo”.

Si observamos los datos de contratación del mes de este mismo mes, el dato es negativo. Desciende en un 14,33% contratos menos que el mes anterior y de los contratos realizados el más del 91% son temporales y Alava es la provincia con mayor descenso de 20,5% de contratos con respecto al mes anterior.
Para UGT Euskadi, el empleo no termina de encarar una serie positiva, no obedece a ningún signo de recuperación económica y demuestra que se está practicando una política propagandística por parte del Gobierno, que no tiene un reflejo en la economía real.

“Es urgente abordar la situación y diseñar los planes industriales.-advierte Felipe García- Los datos ponen de manifiesto cuales son los focos de actuación más urgentes y Alava, con un deterioro permanente de su tejido productivo, con un descenso muy por debajo de la media nacional, con el continuo cierre de empresas, se convierte en un territorio necesitado de una actuación urgente”.

UGT-Euskadi advierte que estos datos obligan al fortalecimiento de los sistemas de protección social, el 43,11% de los desempleados vascos no cobra prestaciones, esto obliga no solo a proteger el actual sistema, también a facilitar el acceso al mismo.