- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

Los coordinadores de vuelos en pista de IBERIA en Loiu soportan estos días temperaturas de hasta 5º bajo cero, con uniformes que no aíslan del frio ni del agua

UGT insiste en reclamar a Iberia prendas que aíslen del frío y del agua para los coordinadores de vuelo en pista, que en estos días han soportado temperaturas que han alcanzado los 5º bajo cero (-10º de sensación térmica) en Loiu, con uniformes diseñados para trabajar dentro del edificio del aeropuerto. En el aeropuerto vizcaíno son 25 trabajadores/as los que hacen su tarea a pie de pista coordinando los vuelos de Iberia y sus compañías asistidas, una media de 50 vuelos diarios, en una operación que puede durar más de 1  hora a la intemperie y que se alarga con la supervisión de la maniobra de deshielo que se realiza en un espacio habilitado cerca de la cabecera de la pista.

Los representantes de UGT, que tiene la mayor representación en Iberia en los aeropuertos vascos, vienen denunciando ante la dirección de la compañía la falta de uniformes adecuados a las tareas de este colectivo al aire libre, que están obligados a utilizar un uniforme diseñado para todo el personal y que está más pensado para trabajar dentro de la zona interior de la terminal del  aeropuerto y que, además, es el mismo uniforme para todo el año.

“Asistimos vuelos desde las 5 de la mañana a la 1 de la madrugada del día siguiente, -señalan representantes de UGT- con prendas que no están diseñadas para el trabajo a la intemperie y menos con temperaturas como las que se registran en estos días.  Las chamarras de que disponemos no son lo suficientemente aislantes y en caso de lluvia van calando, contamos también con unos impermeables de un  material  que difícilmente aguantan una chaparrón”.

UGT censura a la dirección de Iberia, que se escuda desde hace más de un año en la planificación de un nuevo uniforme para el personal que trabaja en el Departamento de Coordinación y sigue sin dotar de ropa adecuada a este personal expuesto a las inclemencias climatológicas. “La dirección sigue dando largas, mientras diariamente nos vemos expuestos al estrés térmico al tener que hacer nuestro trabajo a pie y andando por la plataforma de aeronaves”.