- UGTEuskadi - https://ugteuskadi.net -

UGT- Euskadi insta a la patronal vasca a negociar los convenios para recuperar salarios y que ningún sueldo sea inferior a 1.000 euros

Los datos del IPC, dados a conocer hoy, sitúan la inflación interanual de agosto en Euskadi, en el 1,8, por encima del 1,6 del Estado, por lo que UGT-Euskadi insta a las patronales vascas a abordar la negociación colectiva para que los salarios no sigan perdiendo poder adquisitivo y que ningún salario sea inferior a 1.000 euros, de acuerdo con la campaña “Ponte a 1.000” iniciada por este sindicato.

Por otra parte, UGT-Euskadi critica la decisión unilateral del Gobierno vasco de subir tan sólo el 1% a los empleados públicos, porcentaje inferior a los convenios negociados, que supone una nueva pérdida de poder adquisitivo. UGT-Euskadi considera que esta subida, en ningún caso puede servir de ejemplo para el sector privado.

Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical de UGT-Euskadi, advierte que la recuperación económica no está acorde con los salarios y que la negociación de los convenios es la herramienta más útil para la recuperación del poder adquisitivo y de las condiciones laborales de los trabajadores/as. “Los convenios que están vigentes en Euskadi a julio de este año, tienen una subida salarial del 1,55 de media, en Alava es donde están más actualizados con una subida del 1,65, mientras en Gipuzkoa es donde más paralizada está la negociación con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo, situación debida a la diferente correlación de fuerzas sindicales”.

Maribel Ballesteros advierte de la devaluación salarial y de la elevada precariedad laboral, acentuadas por las reformas, que hacen que se cree empleo de muy mala calidad. “En UGT estamos llevando a cabo la campaña #PonteA1000, una campaña que llevaremos a la negociación colectiva y que pretende un crecimiento generalizado de los salarios, con cláusula de garantía que proteja las subidas negociadas de la evolución de los precios, y con especial repercusión en los salarios más reducidos, de modo que ningún convenio sitúe el mínimo salarial por debajo de los 1.000 euros.

UGT-Euskadi advierte que para que la fase de crecimiento económico sea real, se debe reflejar en una mejora de la calidad de vida de los/as ciudadanos, deben crecer los salarios, las prestaciones y las pensiones para aumentar el consumo y, de esa forma, aumentar los ingresos fiscales y los ingresos de la Seguridad Social. Es hora ya de que la recuperación económica llegue a las familias, con subidas por encima de la inflación.