UGT-Euskadi reclama en este 25-N que la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia de género esté garantizada

Representantes de UGT-Euskadi, encabezados por el Secretario General, Raúl Arza, se han concentrado esta mañana, en Bilbao, con el lema "Valórame, no me maltrates . Balora nazazu, Ez iezadazu tratu Txarrik Eman", en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para mostrar su rotunda condena y repulsa a los actos de violencia que sufren las mujeres, riesgo que se ha agravado con la pandemia y exigir que la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia de género esté garantizada de forma efectiva.
Print This Post
  
  
Email This Post   


El Secretario General de UGT-Euskadi ha condenado los últimos ataques a mujeres víctimas de la violencia de género en Euskadi y ha  recordado que la inserción laboral de la mujer es esencial para lograr su independencia y combatir así la violencia de género y que “es necesario mejorar y lograr la inserción laboral y el empleo de calidad para las víctimas de este tipo de violencia.”

Es un hecho probado que las mujeres con un  nivel bajo de independencia económica son más proclives a sufrir violencia económica, violencia sexual y abusos psicológicos, según informe de UGT. El sindicato recuerda que la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, estableció una serie de medidas orientadas a facilitar la independencia económica y la autonomía personal de la mujer maltratada a través de dos líneas de actuación: por una parte, las acciones dirigidas a la asistencia y protección de las trabajadoras que sufren violencia de género, y por otra, las acciones encaminadas a la inserción laboral/profesional de estas mujeres, pero por desgracia, los datos oficiales ponen en evidencia que las medidas implantadas hasta ahora presentan importantes déficits

UGT reivindica políticas públicas que adopten medidas ágiles, efectivas, y suficientes para que el empleo no sea un obstáculo en este sentido y se haga más uso de los contratos bonificados, apenas se han utilizado. Según los datos del portal estadístico de la Delegación del Gobierno para Violencia de Género, en términos absolutos, el total de contratos bonificados por violencia de género en 2019 fue de 1.194, de ellos un  70,35%  temporal y solo el 29,65% indefinido. En Euskadi, los contratos bonificados apenas han sido 26, cifras que indican que, además de ser escaso el empleo que se genera con esta medida, se trata de un empleo precario.

UGT advierte que el problema se agrava y recuerda que  1 de cada 2 mujeres de 16 o más años (el 57,3%) residentes en España, han sufrido violencia a lo largo de sus vidas.  En violencia de género en el ámbito de la pareja o expareja, sólo denuncian el 21,7% de las víctimas, pese a que se confirma la tendencia del lento incremento en el número de denuncias cada año. El 71% de las víctimas destaca el desempleo y las situaciones de precariedad como los principales frenos para denunciar

Los feminicidios no dejan de crecer. En el ámbito de la pareja o expareja, entre el 1 de enero de 2003 y el 21 de octubre de 2020, 1.070 mujeres han sido asesinadas en le Estado por violencia de género a manos de sus parejas o exparejas, 36 de ellas en Euskadi.