Una encuesta de UGT entre el profesorado vasco refleja que el 79% rechaza la vuelta a las aulas antes de septiembre

0
268

La encuesta sobre condiciones de trabajo en la crisis se puso en marcha el lunes, 11 de mayo, ha estado abierta durante cuatro días y en ella han participado 1.112 profesores y profesoras de toda la comunidad. Enviada a todos los centros educativos de Euskadi, un 97% de los participantes son trabajadores/as  en la enseñanza pública y un 3% en la concertada. La mayoría realiza su trabajo en Educación Primaria (36%), después siguen los docentes de Educación Secundaria Obligatoria (23%), Bachillerato (14%), Educación Infantil (10%), Formación Profesional (9%), y Otros (8%).

Respecto a la metodología de enseñanza-aprendizaje, el 65% de los docentes vascos prefiere impartir su asignatura de manera presencial, aunque casi un 74% reconoce haberse adaptado bien o muy bien a la metodología online. De hecho, como aspectos positivos, el profesorado destaca que supone una actualización profesional (24%), una mayor flexibilidad (21%) y un descenso en las conductas disruptivas del alumnado (20%). Otros elementos positivos son la utilización de recursos motivadores y activos (13%) y la posibilidad de que la enseñanza sea más personalizada (10%).

Según la encuesta realizada por UGT, se puede afirmar que los docentes consideran que los aspectos negativos de esta metodología online superan a los positivos por la falta de contacto directo y socialización (39%), el aumento de las desigualdades/brecha digital entre alumnos (28%) y las dificultades para realizar un seguimiento del aprendizaje (21%), especialmente en el caso de los alumnos con necesidades educativas (7%).

Exceso de jornada y material propio

Respecto a las condiciones de trabajo, el 85% del profesorado afirma que, desde que se produjo el cierre de los centros educativos el pasado 15 de marzo, se ha ampliado de manera importante su jornada laboral con una dedicación extra que, en la mayor parte de los casos, excede las dos horas diarias. Como consecuencia de ello, los docentes señalan el estrés y la sobrecarga de trabajo (50%) y los problemas de conciliación familiar (14%) como las principales dificultades con las que se han encontrado estas semanas. Además, los profesionales defienden la necesidad de tener una mayor formación en nuevas tecnologías (17%) y alertan que han tenido que superar incidencias de conectividad o de acceso a medios digitales propios (8%). El sindicato recuerda que el profesorado ha estado poniendo a disposición, durante el estado de alarma, tanto teléfonos como ordenadores personales.

Respecto a los problemas que los docentes se han encontrado en relación con familias y alumnos destacan la escasez de medios digitales en los hogares (28%) y de formación en el uso de herramientas educativas (19%) así como, de manera menos importante, la falta de interés del alumnado (26%) y la poca colaboración de las familias en el seguimiento de las actividades (9%).