Mañana continúan las movilizaciones en la residencia Atsobakar por la mejora de las condiciones laborales

Los responsables de UGT recuerdan que a pesar de ser un sector esencial sus trabajadoras han sufrido numerosos recortes en sus condiciones laborales. Ante la situación de dejadez que están padeciendo las profesionales de la residencia de ancianos Atsobakar, por parte de la Diputación de Gipuzkoa, desde la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Euskadi, junto con ELA y CC.OO, celebrarán este miércoles 18 de noviembre, una nueva concentración para exigir más inversión, mejor organización y más personal. La misma tendrá lugar a las 14.45 horas, frente a la entrada principal del centro, situado en Lasarte.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los responsables del sindicato advierten que continuarán con dichas movilizaciones hasta que Diputación y empresa decidan mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras que durante la pandemia han demostrado ser un servicio esencial.

La trabajadoras denuncian en definitiva la mala gestión que está llevando a cabo su empresa, Domus VI, desde que se hicieron cargo del servicio el 1 de octubre de 2019, donde cabe destacar, la falta de cobertura del 100% de las vacantes de gerocultoras, de enfermería, de vacaciones, de excedente de horarios etc. Las movilizaciones que llevan celebrándose desde el mes de octubre continuarán el próximo 25 de noviembre, con una manifestación que partirá desde Atsobakar a las 12.00 horas y que recorrerá la localidad.

Concretamente, las reivindicaciones de las trabajadoras son: un incremento del número de profesionales que presentan, a día de hoy, un estado de sobrecarga y gran presión asistencial, dado que la plantilla de la residencia ronda las 80 trabajadoras, de las cuales sólo tienen plaza fija unas 50 y si se tiene en cuenta los turnos, las vacaciones, la gente de baja etc. es muy poco personal y la calidad del servicio se ve drásticamente afectada.

Asimismo denuncian que con la crisis sanitaria, la carga física y psicológica de trabajo ha aumentado considerablemente, lo que está llevando al personal a la extenuación. Para UGT la empresa, lejos de tratar de poner soluciones prioriza sus beneficios económicos y sustituye a las personas que se jubilan con un 100 de la jornada por personal eventual al 82,85% de la jornada, mermando aún más si cabe los pocos recursos humanos de los que disponen.

Por ello reclaman contratos estables y dignos, así como una política de contratación y sustitución de personal que sea suficiente con la actual situación que se está viviendo.

Igualmente, consideran imprescindible avanzar en la mejora en la prevención de riesgos laborales, en garantizar la continuidad laboral, la cobertura de bajas.

Todas estas cuestiones, denuncia UGT, son necesarias para dar los servicios que necesitan las personas más vulnerables y facilitar un ambiente de trabajo que permita la calidad de un buen servicio.