UGT -Euskadi advierte al Gobierno vasco que la precariedad y el trabajo a tiempo parcial no pueden ser la base de la recuperación

UGT-Euskadi considera que los datos de desempleo, dados a conocer hoy, de 7.103 parados menos en la CAV son una buena noticia pero que merece un análisis más profundo, ya que hay desempleados que no aparecen en las estadísticas al haber sido desviados a acciones formativas por parte de Lanbide. Por ello, el sindicato reclama más claridad en los datos de desempleo, ya que "considerar como No parado a un trabajador en formación durante su periodo de inactividad es hacer trampas a la sociedad".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Miércoles, 2 de julio de 2014

UGT-Euskadi considera que los datos de desempleo, dados a conocer hoy, de 7.103 parados menos en la CAV son una buena noticia pero que merece un análisis más profundo, ya que hay desempleados que no aparecen en las estadísticas al haber sido desviados a acciones formativas por parte de Lanbide. Por ello, el sindicato reclama más claridad en los datos de desempleo, ya que “considerar como No parado a un trabajador en formación durante su periodo de inactividad es hacer trampas a la sociedad”.

Felipe García, responsable de Formación y Empleo de UGT-Euskadi, asegura que “los datos de afiliación a la Seguridad Social en Euskadi, ponen de manifiesto que la creación de empleo no va en sintonía con la estadística de desempleados, solo son 4.581 cotizantes mas con respecto al mes de mayo.

Evaluados los datos, UGT-Euskadi advierte que la contratación sigue siendo la asignatura pendiente. “Un tejido laboral precario y a tiempo parcial, como pone de manifiesto la actual estructura contractual, no solo impide la recuperación económica, también configura una sociedad empobrecida, sin derechos, con un bajo poder adquisitivo, con un tejido productivo que busca competir en costes y no en innovación y calidad”.

UGT-Euskadi considera que es necesario que el Gobierno vasco lidere la salida de la crisis, con parámetros que fortalezcan la economía y para ello tiene que hacer una apuesta clara por la estabilidad en el empleo. En primer lugar, apostando por una normativa laboral que favorezca el empleo estable, el 94% de los contratos del último mes son temporales y buena parte a jornada parcial y, por otro, fortaleciendo las prestaciones a todos/as las que pierden el empleo, ya que en estos momentos en Euskadi el 54% de los parados no cobra ningún tipo de prestación. Especial atención requieren también los mayores de 45 años que están pasando a engrosar mes a mes las listas del paro muy por encima que el resto de trabajadores, se corre un serio riesgo de exclusión laboral y social.

“De no corregir esto, con un giro de 180 grados de la situación actual, estamos condenados a muchos años de crisis, paro y precariedad”.

Respecto a los datos dados a conocer por el Servicio de Empleo, el peor dato lo soporta Álava, con un descenso por debajo de la media de Bizkaia y Gipuzkoa, que se refleja también en una bajada de contratos con respecto al mes anterior (-794 contratos).

Desde el punto de vista de género, se vuelve a caer en el mismo error que antes, la brecha entre hombres y mujeres en paro se va haciendo más grande mes a mes, casi 7.000 mujeres más en situación de desempleo con respecto a los hombres.

Por sectores, el paro baja en todos, especialmente en el sector servicios, -4.683 paraos menos, esto pone de manifiesto la necesidad de trabajar en los sectores estructurales de nuestra Comunidad, Industria y construcción en parte, por cada empleo que generan estos sectores se recuperan dos o tres en el de servicios.