Denunciamos una nueva agresión a dos vigilantes de seguridad, ocurridas ayer en Renfe en el trayecto de Irún a Tolosa y piden mayores medidas de seguridad

Los responsables de UGT señalan además que es prioritario la consideración de agentes de la autoridad para los vigilantes de seguridad
Print This Post
  
  
Email This Post   


La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Euskadi condena la agresión sufrida por dos vigilantes de seguridad ayer lunes, día 1 de mayo, en Renfe en el trayecto de Irún a Tolosa, y una vez más exige que la empresa implante nuevas medidas de protección así como reforzar los servicios.

El pasado lunes,1 de mayo, dos vigilantes de seguridad que prestaban sus servicios en Renfe acudieron ante el aviso de que un grupo de personas se encontraban fumando dentro del tren que va de Irún a Tolosa, y tras producirse un forcejeo, uno de los vigilantes tras caerse sufrió diversas heridas que requirieron atención sanitaria y recibió puntos de sutura en la cabeza.

Precisamente ante el importante número de agresiones que se vienen produciendo en Renfe, Isidro Campo, responsable de UGT Seguridad Privada advierte que hay que buscar fórmulas para evitar que sigan ocurriendo agresiones a trabajadores/as y/o usuarios. “Los responsables de Renfe no pueden mirar para otro lado cuando se pone en peligro la integridad de usuarios y/o trabajadores/as, propios o ajenos. Tendrán que adoptar medidas para que no se vuelven a repetir estos hechos y no eludir su responsabilidad”.

En este sentido UGT Seguridad recuerda que las decisiones operativas sobre seguridad dependen de la operadora Renfe no de las empresas adjudicatarias del servicio y, por eso, quieren transmitir a la compañía ferroviaria la urgente necesidad de reforzar los servicios de protección así como mejorar los medios que se proporcionan a los vigilantes de seguridad para poder desarrollar su actividad, garantizando la integridad física tanto de los y las vigilantes de seguridad, como de los/as clientes y usuarios/as.

Por otra parte Isidro Campo señala que desde UGT se continúa trabajando para incidir en el nuevo Reglamento de Seguridad Privada, para que se dote al sector de una mayor cobertura legal en el desempeño de sus funciones, y que en el momento que la persona de seguridad este realizando una intervención ante cualquier tipo de falta o delito, se le conceda automáticamente el carácter de agente de autoridad.

Impactos: 85