Huelga y concentración en Bilbao del personal de Contact Center

Durante la jornada de hoy, los trabajadores de Contact Center, cerca de 120.000 trabajadores/as en el conjunto de las CCAA y más de 4.000 en Euskadi, han llevado a cabo una jornada de huelga, con concentraciones en distintas ciudades, entre ellas Bilbao, ante la tienda Movistar/ Telefónica, uno de los principales clientes para los que trabajan las empresas de Contact Center.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Las movilizaciones se iniciaron en marzo, con concentraciones y un paro de 2 horas por turno, sin que se haya producido ningún movimiento por parte de la patronal. Por ello, el pasado mes de mayo (el día 13) se iniciaron las jornadas de huelga que serán sucesivas, 1 día al mes, hasta que la patronal del sector haga propuestas serias que se ajusten a las normativas vigentes, permitan dignificar el sector y ofrecer a los trabajadores/as del sector la estabilidad laboral y salarial que se merecen.

Concentración de esta mañana en Bilbao

La huelga afecta a un buen número de empresas en Euskadi, entre ellas Atento, Lanalde, Xupera y Konecta, entre otras. Además atienden todo tipo de servicios, tanto aquellos relacionados con las Emergencias, como los servicios de Atención ciudadana, y cualquier otro relacionado con empresas privadas, como Movistar, Orange, Iberdrola, Euskaltel y Kutxabank.


Abuso de la contratación mediante ETTs
Joseba Larrea, responsable del sector Contact Center de UGT-Euskadi advierte que “es inadmisible que la patronal no quiera aplicar la reforma laboral en materia de contratación, dando estabilidad a la plantilla, y que las grandes empresas del sector pretendan incentivar la contratación a través de las ETTs , evitando así contratos indefinidos.” Y critica que no hay
voluntad por parte de la patronal para equiparar los salarios mileuristas del sector al IPC acumulado, ni recuperar la pérdida salarial desde el 2019, año del último incremento salarial.

El representante de Contact Center de UGT-Euskadi denuncia que la patronal tampoco quiere establecer subrogación como una garantía para preservar los puestos de trabajo en el caso del cambio de empresa en la prestación de servicios y se niega a aplicar el Real Decreto del
Teletrabajo, lo que supone que los trabajadores/as del sector continúen teletrabajando sin ninguna compensación económica.

“La patronal evita, a toda costa, dignificar el sector de Contact Center. A pesar de que durante la pandemia, el sector ha crecido considerablemente y los beneficios de las empresas también, -asegura Joseba Larrea- las condiciones de trabajo han empeorado en muchos casos hasta límites intolerables. Y aunque las empresas se vanaglorian de ofrecer servicios de gran calidad y de gran nivel tecnológico, no se cansan de plantear a sus trabajadores/as un convenio precario y con condiciones laborales inaceptables”.