La dimisión de la directora de Osakidetza no significa que se depuren responsabilidades de las irregularidades ni es garantía para quienes tienen que repetir exámenes de la OPE

La dimisión de la directora de Osakidetza, que llega tarde, no significa que se depuren responsabilidades ni es garantía para quienes tienen que repetir los exámenes de la OPE, en tanto en cuanto sigan manteniéndose las mismas personas en los tribunales nos encontraremos en la misma situación. UGT asegura que toda esta situación es consecuencia de las políticas de acceso al empleo público que viene utilizando el Gobierno vasco y que no sólo afecta a Sanidad sino a toda la Administración vasca.
Print This Post
  
  
Email This Post   


La responsable de Sanidad de UGT-Euskadi, Ana Vázquez, avisa que la dimisión de la directora no puede convertirse en una cortina de humo. El  problema sigue cerrado en falso. UGT insiste en que tras las investigaciones y estudios realizados por el Servicio Vasco de Salud Osakidetza, no se han adoptado medidas contundentes para que las personas opositoras puedan  acceder a la administración pública bajo los criterios de igualdad, mérito y capacidad. Y será la fiscalía quien en último término depure las responsabilidades políticas y personales de las irregularidades y filtraciones denunciadas.

UGT sigue defendiendo, como ha venido insistiendo en la Comisión de Seguimiento de la OPE, en que se adopten medidas para no cercenar el derecho de los opositores y, fundamentalmente, entre otras, el cambio de tribunales, que deberían estar compuestos por profesionales sin intereses creados en el Servicio Vasco de Salud Osakidetza.