La Diputación de Alava incumple acuerdos al permitir despido de trabajadores y precarizar el empleo en el servicio forestal

La administración foral consiente que la nueva empresa adjudicataria de este servicio foral precarice el empleo y aplique un convenio a la baja, de fuera del territorio alavés.
Print This Post
  
  
Email This Post   


La Federación de Servicios, Movilidad y consumo (FeSMC) de UGT-Euskadi denuncia que la Diputación de Alava incumple acuerdos de subrogación de trabajadores en los casos de cambio de empresa en la adjudicación de servicios forales, y permite el despido de trabajadores forestales, a la vez que consiente que la nueva empresa adjudicataria de este servicio foral precarice el empleo y aplique un convenio a la baja, de fuera del territorio alavés.

La empresa Explotaciones Forestales Jimenez Araba, encargada de los retenes de incendios de la Diputación de Álava, hasta el pasado mes de febrero, y la propia Diputación, han despedido a tres trabajadores que llevan realizando el servicio desde hace más de 20 años, nueva adjudicación a una empresa que va a prestar el servicio con un convenio de aplicación de fuera de Álava y una reducción de los efectivos.

UGT ha venido denunciando ante instancias oficiales el hecho de no subrogar a los 6 trabajadores que venían prestando el servicio, ni al trabajador más antiguo de la plantilla, “saltándose a la torera” el apartado 20 del Anexo, que regula las condiciones de empleo del personal funcionario de la Administración General de la Diputación Foral de Álava, aprobado por Decreto Foral nº 88/2.008 y de lo dispuesto en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores.

Representantes de UGT acusan a la Diputación de Alava por no velar por el cumplimiento de la legislación laboral, así como de los propios acuerdos que esta Diputación firma, de los despidos de estos tres trabajadores a los que “en algunos casos se les arroja a la exclusión social, ya que alguno de ellos tiene cerca de 60 años”.

Desde UGT entendemos que se debe mantener el empleo y las condiciones socio-laborales de todos los trabajadores de las empresas que trabajan para la Diputación, como así lo solicitó este sindicato en la comparecencia ante el Diputado de Agricultura y que fue apoyada por todos los grupos políticos Junteros, excepto el PNV.


UGT ha planteado diversas opciones para poder solucionar el conflicto y ninguna ha sido tenida en cuenta, observando con estupor la resolución de la Diputación, que incumple sus propios compromisos, dejando en la calle a tres trabajadores y precariza las condiciones laborales de un servicio dependiente de Diputación.