“La Ley de Empleo y la Ley Trans son muy importantes para mejorar los derechos laborales de las personas LGTBI”

Toño Abad, responsable sindical confederal de UGT Diversa narra situaciones laborales que llegan al sindicato de personas LGTBI que siguen sufriendo discriminaciones por su condición de género. "La Ley de Empleo y la Ley Trans, que se tramitan ahora, son muy importantes para mejorar los derechos de las personas LGTBI, pero los derechos hay que pelearlos todos los días ", ha dicho en una jornada sobre "Derechos con Memoria" que se ha llevado a cabo en Barakaldo.
Print This Post
  
  
Email This Post   


La jornada organizada por el PSE Barakaldo y Federico Ezkerra, en el Centro Cívico Clara Campoamor de la localidad fabril, ha contado con la intervención también de Carolina Villa de UGT-Anitza, Jose Antonio Nielfa “La Otxoa” y Lala Mujika de la asociación Aldarte.

Tras la proyección de un documental “Lesvisibles”, de la asociación Aldarte, se ha pasado al coloquio, en el que ha tenido una elocuente intervención Toño Abad, que se ha mostrado agradecido por poder hablar en una localidad históricamente importante, por haberse gestado y exportado la lucha laboral, que “ha tenido como protagonistas a grandes ugetistas y socialistas, como Nicolás Redondo.”

En este coloquio sobre “Derechos con Memoria” “Memoriadun Eskubideak”, Toño Abad se ha remontado a los años 77, 78 y 79, donde ugetistas y socialistas luchaban por las libertades y en contra de la Ley de peligrosidad social que contra el colectivo estaba vigente entonces… “se nos detenía, se nos condenaba… La lucha obrera constituyó también pequeños inicios de la lucha del orgullo.”

Toño Abad, responsable confederal de UGT Diversa

Recuerda, no obstante, que hay que luchar por los derechos todos los días. En este sentido, explicaba cómo, todavía hoy, cada día, llegan al sindicato muchas personas con problemas laborales por su condición de género,  a las que hay que defender sus derechos.

LA DISCRIMINACION DE GENERO EN EL TRABAJO

El responsable del Área LGTBI de UGT, durante su intervención, ponía el acento en las discriminaciones y situaciones de marginación y exclusión que existe en el ámbito laboral de las empresas.

Explicaba cómo se generan situaciones de discriminación en el trabajo, sólo con poner una pintada en la taquilla de una persona, con la palabra “Maricón” se va creando una situación general de marginación, que nadie se atreve a contradecir, aunque sea un superior el que padezca dicha situación y les indique que hay que borrarla, “todo el mundo hace caso omiso”.

“Hay casos, también paradigmáticos, de personas trans, que cuando descubren los compañeros que es un hombre trans  le someten a un ciclo de acoso, que genera una situación de violencia entre los compañeros que acaban metiendo a esta persona en una cámara frigorífica del supermercado donde trabajaba. Lamentablemente, la empresa resuelve el conflicto despidiendo a la víctima”.

El tema personal se ve también afectado en el ámbito laboral, porque en casos de  parejas de mujeres lesbianas no disfrutan de los mismos derechos: “Tienen que casarse en sus vacaciones en lugar de acceder a una licencia por matrimonio y ni siquiera puede acompañar a su compañera a una consulta médica”, por no estar reconocida como su pareja. “Hay que poner la mirada en esas situaciones de injusticia”

LEYES IMPORTANTES PARA NORMALIZAR

Toño Abad incidía en la importancia de la Ley de Empleo y la Ley Trans, que ahora se gestionan, para mejorar la vida laboral de las personas LGTBI.

“La Ley trans existe desde 2007, pero es insuficiente -explica-, porque sí contempla  que estas personas tienen que trasladar el cambio de género en el Registro Civil, pero luego hay muchas dificultades para el acceso de empleo, sobre todo para estas personas que en el 40% de los casos no pasan de la primera entrevista de trabajo.”

Se ha referido a la polémica que desde partes interesadas se ha generado estos días por la Ley Trans “No estamos planteando que se diga en las oficinas de empleo la condición LGTBI, sino introducir la normalidad en el ámbito laboral.”

Ha recordado, finalmente, que existen todavía hoy, en nuestro país, chicos de 20 años que cuando explican en su casa su condición de género, son expulsados del ámbito familiar. “Necesitan en primera instancia una cama, un albergue, pero también un empleo. Hay que introducir en las empresas que no se discrimine a nadie.”

Impactos: 179