La subida del IPC incide en el empobrecimiento de asalariados, pensionistas y desempleados

UGT- Euskadi llama a las patronales vascas a desbloquear los convenios con propuestas realistas y a los Gobiernos para que abandonen ya las políticas de recortes, actualicen pensiones de acuerdo a la subida del IPC y las prestaciones por desempleo.
Print This Post
  
  
Email This Post   


La datos del IPC, dados a conocer hoy por el INE, con una subida de hasta el 2,6 -tanto en el índice estatal como en Euskadi- incide en el empobrecimiento de asalariados, pensionistas y desempleados. Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT- Euskadi, advierte que abril ha sido un mes inflacionista que indica la tendencia en la subida de los precios, mientras los convenios en Euskadi no se mueven y, por tanto, los salarios no se actualizan y los presupuestos generales del Estado insisten en políticas de recortes para los empleados públicos, pensionistas y desempleados con cuantías congeladas desde la última subida del IPREM, en el año 2010.

La representante de UGT- Euskadi recuerda que el sindicato mantiene la campaña encaminada a la recuperación de derechos y salarios, diezmados durante la crisis, porque mientras no se avance en la recuperación de salarios en los convenios sectoriales y, por tanto, se reactive el consumo, no será posible la tan cacareada recuperación económica que se defiende desde los ámbitos económicos y políticos.

Maribel Ballesteros hace un llamamiento a las patronales vascas para que desbloqueen las mesas de negociación de los convenios y realice en ellas propuestas realistas para intentar avanzar en acuerdos.

La recuperación ha llegado a los excedentes empresariales y debe llegar también a los salarios, tanto públicos como del sector privado, que deben crecer por encima de la inflación, colaborando a la reducción de las desigualdades y la pobreza. No se puede continuar en la senda de la pérdida de calidad del trabajo, ni en cuanto a derechos ni en cuanto a salario. Y los Gobiernos deben abandonar ya las políticas de recortes, actualizar las pensiones de acuerdo a la subida del IPC y actualizar el IPREM por el que se calculan las prestaciones por desempleo.